EDITORIAL


Quemando olvido silencio y perdón

Madres de Plaza de Mayo: un ejemplo de lucha y dignidad



Fecha: 25/12/2008   17:48  |  Cantidad de Lecturas: 2050

La asociación Madres de Plaza de Mayo realiza hoy la marcha número 1600 alrededor de la Pirámide de Mayo, sus pañuelos blancos emblema de la lucha contra la impunidad y la memoria son el símbolo de la resistencia viva, hoy más que nunca en la picota por la excarcelación de los genocidas del proceso







“El transcurrir del tiempo juega en favor del olvido y el olvido es una de las condiciones de la repetibilidad del horror” afirmó Theodore Adorno. La Asociación Madres de Plaza de Mayo nació en pleno proceso militar conformada por la valentía de un grupo de mujeres que decidió enfrentar a la dictadura con el fin de recuperar con vida a sus hijos desaparecidos. Es así que con sus pañuelos blancos comenzaron a dar vueltas alrededor de la Plaza de Mayo,( “La Plaza es de los años y de las Madres santas” canta León Gieco) y denunciar los crímenes del Proceso de Reorganización Nacional que basado en la Doctrina de Seguridad Nacional y entrenados por la Escuela de las Américas fogoneada por EE.UU. secuestraban, torturaban, asesinaban y desaparecían personas. Eran tiempos de Guerra Fría y el miedo rojo a la expansión comunista en su “patio trasero” hacía que EE.UU. apoyará y financiara a las dictaduras del cono sur.

Para dar con el paradero de sus hijos pedían ser recibidas por el aquel entonces presidente de facto Jorge Rafael Videla y mediante una idea de Azuzena Villaflor comenzaron la resistencia "Individualmente no vamos a conseguir nada. ¿Por qué no vamos todas a la Plaza de Mayo? Cuando vea que somos muchas, Videla tendrá que recibirnos." En un comienzo fueron 14 pero luego se fueron sumando más y más madres, entre aquellas primeras estuvieron Azucena Villaflor de Devincenti, Berta Braverman, Haydée García Buelas, María Adela Gard de Antokoletz, Julia Gard, María Mercedes Gard y Cándida Gard (4 hermanas), Delicia González, Pepa Noia, Mirta Baravalle, Kety Neuhaus, Raquel Arcushin, Sra. De Caimi, Hebe de Bonafini.

Alfredo Astiz se infiltró en la asociación y así logró no solo filtrar información sino también que ordenó a militares bajo su mando secuestrar y desaparecer a 12 madres, entre ellas Azucena Villaflor. Movimientos de derechos humanos, intelectuales y periodistas se hicieron eco de su reclamo en todo el mundo, ayudados por los exiliados que denunciaban a la dictadura.

Con la llegada de la democracia la lucha de las madres siguió en pie, primero dando a la luz las verdades ocultas durante tanto tiempo, desterrando la falsa teoría de “los dos demonios “ y pidiendo cárcel para los genocidas. Allí está la grandeza de las madres nunca clamaron venganza ni revanchismo sino justicia para los responsables de crímenes de lesa humanidad. La justicia llegó con el histórico juicio a las juntas pero rápidamente fue soslayado por las leyes de “Obediencia debida” y “Punto Final” de Alfonsin y los “indultos” de Menem que buscaban “pacificar” el país y cerrar “el pasado” pero que lo único que hicieron fue reabrir la herida de la impunidad, la injusticia y el olvido, no se puede construir el futuro olvidando el pasado ni perdonando a los quienes utilizando el aparato estatal persiguieron y asesinaron a quienes pensaban diferente. La reapertura de los juicios es un primer paso pero aún falta mucho para que exista justicia, “ si la justicia es lenta entonces no es justicia”, la burocracia y la lentitud de las causas contra los represores permite que muchos queden en libertad, libertad que ellos negaron a miles de personas.

Hoy las madres cumplen como todos los jueves 1600 marchas ininterrumpidas alrededor de la plaza para seguir denunciando a los jueces que liberan represores para pedir cárcel a los asesinos y para no olvidar nuestra historia y tampoco nuestro presente ya que no habrá derechos humanos mientras se criminalice la pobreza, mientras exista un niño con hambre en alguna parte del país y sobre todo mientras exista la impunidad.



Fuente:  (por Sebastián Vargas - Director Adjunto de www.zonanortediario.com.ar)






Zona Norte Diario Online
E-mail:contacto@zonanortediario.com.ar
Buenos Aires - Buenos Aires
Argentina

SUSCRIBASE A NUESTRO NEWSLETTER
suscribirse@zonanortediario.com.ar