La oposición sanisidrense criticó el discurso de Gustavo Posse

Tras la apertura de sesiones ordinarias concejales de las distintas fuerzas políticas dieron su visión a Zona Norte Diario Online sobre el discurso del intendente Gustavo Posse.Leandro Martin, concejal del FPV, opinó que “me parece que se hizo un repaso de los casi 16 años que lleva en la gestión y algunas de las cuestiones que se marcaron son parte de un relato municipal que se lleva adelante, donde habla de integración social y sabemos los sectores no integrados en San isidro, habló de soluciones habitacionales y sabemos que el 100% de ellas vinieron de nación y provincia, habló de seguridad y sabemos que hay una inversión millonaria en San Isidro que se emplea sin ningún tipo de planificación, que no generan ninguna estadística, y me parece que hay que mirar hacia adelante”.

“En el próximo gobierno San Isidro tiene que evolucionar, despertar a este gigante dormido y ponerlo a la vanguardia de la administración municipal no solo en Argentina sino en Latinoamírica”, añadió.

Además sobre la afirmación del intendente que dijo que “San Isidro funciona como una empresa privada”, el edil kirchnerista dejó en claro: “Cuando uno va a sacar un turno al hospital y ve que tiene que esperar tres meses ve que el Municipio no funciona como una institución privada, cuando uno acude a por ejemplo algún servicio municipal como el barrido en Boulogne y Villa Adelina ve que no es un servicio profesional como el que presta Cliba en San Isidro, cuando uno ve las tormentas y las lluvias y barrios enteros inundarse ver que el trabajo en obra pública no es profesional, y así puedo dar muchos ejemplos. Me parece que es una frase no feliz”.

Por su parte en diálogo con este medio la concejal del Frente Renovador Marcela Durrieu enfatizó que en la alocución de Posse no hubo “ninguna novedad. Así como hay un relato kirhcnerista hay un relato sanisidrense. Hay muchas cosas de las que dijo que no se sostienen. Parece que esto fuera posselandia, como la disneylandia de Posse, y hay muchos problemas estructurales sin resolver. Algunas cosas son más notables como lo que dijo respecto al medioambiente, el tratamiento de la pobreza, o la seguridad ya que cualquiera que vive en San Isidro sabe que la inseguridad no está resuelta y uno lo escucha hablar al intendente y parece que fuera un tema del pasado”.

“De todos modos ahora vienen las elecciones, la gente se va a expresar en las urnas, y me parece bien que haya decidido irse porque esto de la relección indefinida no es lo ideal. En lo personal a mí me alegra que haya definido su situación en el Frente Renovador, porque ahora dice que nunca se había ido del PRO, y lo cierto es que a nosotros nos hizo perder un año en discusiones estíriles y cuando vino a decir que se quedaba a cambio de impunidad, nosotros no le damos impunidad a nadie”, disparó y se refirió tambiín a la visión del Estado como empresa privada del jefe comunal: “Claro. Él lo ve como una empresa privada, de hecho es así a tal punto que las ganancias tampoco van al erario público”, remató Durrieu.

A su turno el concejal del FPV Fabián Brest dijo a Zona Norte Diario Online que “creemos que San Isidro inevitablemente en estas elecciones va a cambiar. Fue un discurso vacío de contenido, que no hizo un recorrido profundo de la gestión de gobierno, se remontó a 30 años atrás destacando los logros de su padre y se quedó a mitad de camino. Intentó buscar algunos tips de campaña y nos quedó claro que fiel al macrismo el intendente Posse dijo que su gestión de gobierno es una gestión privada, que íl ha reducido el personal, ha modernizado al Estado municipal y ha llevado a que casi se funcione como una empresa. Esto es todo lo opuesto a lo que creemos los peronistas que bregamos por un Estado grande, asistencial, que genere políticas sociales y de alguna manera uno lo puede ver en el distrito porque cuando se habla de integración urbana quisiera saber que piensan los vecinos de Villa Adelina y Boulogne”.

“Cuando uno camina la calle sabe los reclamos de los vecinos que el municipio jamás soluciona. Lo mejor del discurso fue que Posse se despidió y se abre la oportunidad para que San Isidro sea gobernado por las nuevas generaciones de dirigentes y fuerzas políticas que seguramente iniciarán una etapa de desarrollo y crecimiento para todos los vecinos”, dijo Brest.

Finalmente el concejal de ConVocación por San Isidro Marcos Hilding Ohlsson fustigó: “Esperemos que sea el último discurso tal como anunció”. Y en ese sentido dejó en claro que “tuvo cosas buenas y cosas malas. Lo bueno es que fue menos agresivo y conciliador, digamos el tono hacia quienes pensamos distinto no fue malo. El tema es que hubo una mirada muy puesta para atrás, habla de obras que se hicieron hace 10 años, ninguna de las grandes obras o programas que anunció fueron de los últimos 6 años. Además el discurso estuvo plagado de lo que se hizo en los últimos 30 años pero no se anunció nada de lo que se hará en 2015. No habló de los tres túneles presupuestados el año pasado y que no se hicieron, de que se gasta más en publicidad y prensa que en inversión, de inversión en tecnología, y destacó como un gran mírito nunca haber echado a nadie, y tienen un montón de ñoquis que no funcionan y realmente no es malo despedir al que no trabaja y premiar al que trabaja”.

“Hubo una mirada puesta para atrás y falta una visión hacia adelante. No se habló nada del Presupuesto ni del excesivo aumento de tasas que no se ven en mejoras, y creo que por más que tono del discurso sea mejor que en otros municipios le faltó plantear objetivos de trabajo para que se trabaje en conjunto por los vecinos de San Isidro”, concluyó Ohlsson.

Fuente: zonanortediario.com.ar