Enio García: “Es muy posible que vayamos a más restricciones, porque es difícil que retroceda el nivel de casos”

El jefe de asesores del ministerio de Salud bonaerense, Enio García, habló con Zona Norte Diario Online acerca de las nuevas restricciones para disminuir los contagios de Covid. En ese sentido explicó que tras el fin de semana largo, lo más probable es que se avance en medidas más restrictivas para la circulación ante el contexto epidemiológico.

Consultado al comienzo de la nota sobre las medidas anunciadas esta semana, Enio García destacó que “estamos en un momento en el que vemos subir muy rápido la curva, en un ritmo muy distinto al año pasado y eso es obvio porque tuvimos una serie de restricciones que se fueron flexibilizando. Ahora estamos en una situación donde en muchos puntos de la provincia donde tenemos un nivel de circulación prepandémico, con muchos viajes por vacaciones y feriados. Ante el aumento de casos uno tiene que ir tomando medidas restrictivas. Lo que se decidió es algo muy similar a lo que hicimos en el verano, con restricción de horarios y de encuentros”.

Y detalló: “Encaramos una estrategia más escalonada, sin hacer un parate total, porque todavía tenemos algún resto a nivel global en el sistema de salud, más allá de que seguramente hay algunos hospitales con la capacidad más a tope. Vamos a evaluar luego del fin de semana largo los resultados, si tenemos que avanzar con medidas más contundentes y que nivel de escalada tenemos que tener, si seguir e ese ritmo de medidas más acotadas o pasar a otra lógica de una especie de pool de medidas, dependiendo de como avance la curva”.

En ese sentido dejó en claro que, de continuar aumentando los casos “es muy posible que vayamos a más restricciones porque es difícil que retroceda el nivel de casos. Lo que esperamos es que por lo menos no aumenten. Es muy posible que la semana que viene se tomen más decisiones y el nivel de las mismas dependerá del escenario epidemiológico”.

Ante la pregunta de si es posible volver a un confinamiento total como en marzo de 2020, García dejó en claro que “es muy difícil por varios motivos. En ese momento había una necesidad imperiosa porque el sistema de salud recibido estaba muy golpeado por la gestión anterior y tuvimos que tomar ese tiempo de cuarentena para organizar un dispositivo con más gente, más camas, más respiradores y una atención muy fuerte sobre las terapias intensivas. En ese tiempo se amplió la capacidad de respuesta del sistema. Ahora sí podemos entrar a un escenario de una restricción más dura, como hizo Chile por ejemplo frente a un riesgo de colapso en sus zonas más densamente pobladas con un 90% de ocupación de camas. Obviamente que si llegamos a un momento similar podríamos ir a un cierre más fuerte, pero con un período ya mas claro de tiempo. Además estamos vacunando y a medida que eso avanza, inmunizando a la población de riesgo, se va blindando al sistema de salud. El problema cuando colapsa el sistema es que no solo no se puede responder a los pacientes con Covid, sino a los que sufren cualquier otro problema”.

“Los lugares que no toman decisiones y terminan dejando que su sistema de salud explote, terminan teniendo confinamiento no por la decisión del Estado sino porque las personas se quedan en sus casas por temor. Entonces es el peor de los dos mundos, porque tenés el confinamiento y la caída de la economía pero le sumas una crisis sanitaria y de mortalidad que se podría evitar”, añadió el funcionario provincial.

Finalmente, inquirido acerca de los avances del plan de vacunación, García expuso: “El proceso de vacunación avanza, es verdad que no de igual manera en todos los municipios. Hay que dejar claro que la responsabilidad es provincial, pero muchos de los puntos de vacunación son de los municipios. Algunos municipios ofrecen menos lugares, tienen menos capacidad, entonces vamos trabajando eso para que nos habiliten más espacios, para que nos ofrezcan más gente para que contratemos y trabaje y para ir reduciendo la brecha entre las comunas. Tenemos una capacidad muy grande de vacunación, que obviamente está limitada por la cantidad de dosis disponibles. Ningún país del mundo recibió las vacunas que dicen sus contratos. Obviamente los países mas ricos siempre son prioritarios y quedamos postergados, pero es una realidad a la que no escapa ningún país, porque la demanda de vacunas es mucho más elevada que la capacidad de la industria de producir. Vamos a poder ampliar la cantidad de vacunas aplicadas por días una vez que eso se resuelva, y el gobierno nacional está trabajando en ese sentido”.

Fuente: (Sebastián Vargas para www.zonanortediario.com.ar)

loading...