Audiencia pública por Colony Park en el Concejo Deliberante de Tigre

Con unos 100 oradores previstos, la audiencia pública convocada por el Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable (OPDS) en relación al emprendimiento llevado a cabo por la firma Colony Park SA en la primera sección de islas del Delta del Paraná, en Tigre, dio comienzo en la sede del legislativo tigrense.Un proyecto inmobiliario que afecta 300 hectáreas del Delta, en el partido bonaerense de Tigre, y que preví la construcción de un country, lagos artificiales y un puente para permitir la circulación de automóviles por la isla fue analizado durante una audiencia pública, que fue convocada por el OPDS y el Municipio de Tigre.

El debate comenzó a las 9 con la exposición de representantes de la empresa que pone en marcha el emprendimiento "Colony Park" y continuó con las ponencias de funcionarios, tícnicos y organizaciones ambientalistas, además de los isleños afectados.

En el transcurso de la audiencia, Carlos Olivera, el subsecretario de Fiscalización del OPDS (ente de control medioambiental encargado de aprobar la evaluación de impacto ambiental previa, tal como exige el artículo 5 la ley provincial N° 11.723) dijo que se estudiará cada una de las exposiciones expresadas hoy para emitir luego una opinión sobre la viabilidad o no de este proyecto.

Uno de los expositores, el concejal Carlos Castellano –titular del bloque de concejales de Acción Vecinal San Isidro es Distinto-, explicó que “San Isidro expresó su opinión hace varios meses, apenas tomamos conocimiento de este emprendimiento que genera un daño ambiental muy fuerte, no sólo en el Delta de Tigre, sino tambiín en toda la Región Metropolitana Norte, producto de la velocidad de las aguas, el daño a humedales y la erosión en costas continentales de Tigre, San Fernando, Vicente López y San Isidro. Fuimos los primeros en oponernos al proyecto de Colony Park, por eso hoy tomamos con agrado que municipios vecinos hayan tomado una postura similar. Notamos un consenso político y social importante. Seguramente el OPDS va a tomar en cuenta estos reclamos tícnicos, formales y políticos de esta audiencia y se manifieste en contra de este proyecto por su fuerte impacto ambiental”.

Es que el HCD de San Isidro ya había fijado posición mediante una resolución: “La Audiencia postergada y el estudio obligatorio ambiental se realizarían sobre una obra con principio de ejecución, que ya produjo daños al medio ambiente; por lo que se trata de un ilícito que no podrá reparase con actos posteriores”.

“Se trata de preservar las costas ribereñas del Municipio de San Isidro y distritos cercanos frente al avance de urbanizaciones, desarrollos inmobiliarios y comerciales”, rezaba el expediente.

Cabe Recordar que en marzo el HCD de San Isidro reiteró su pedido al gobierno provincial para que implemente un Plan Rector para el Desarrollo Sustentable del Delta del Paraná. Asimismo, la justicia federal de San Isidro, por gestiones del intendente Gustavo Posse, había frenado el proyecto urbanístico de Colony Park que ya había realizado movimientos de tierras en la zona en cuestión.

La audiencia de hoy fue presidida por los Directores Provinciales de Evaluación de Impacto Ambiental, Ing. Federico Jarsún y l Lic. Federico A. Bordelois y la directora de Ordenamiento Ambiental Territorial, Patricia M. Pastore, todos funcionarios del OPDS.

Además, participaron representantes de la empresa a cargo del proyecto del Colony Park, entidades intermedias, vecinos isleños, concejales y funcionarios de los municipios de la Región Metropolitana Norte.

El presidente del HCD de Tigre, Julio Zamora, manifestó: “El Municipio de Tigre ha decidido rechazar este emprendimiento. Hemos realizado un estudio junto a la fundación Metropolitana, la UTN y otras instituciones, en el que se establece que la zona donde Colony Park lleva a cabo su proyecto resulta la zona más frágil del Delta, por lo que este emprendimiento no puede ser viable”.

“Tampoco permitiremos el atropello que se quiere hacer sobre los isleños, realizando tareas sin ningún tipo de autorización”, subrayó Zamora.

Zamora aseguró que el municipio busca impedir la destrucción del humedal, ya que con este proyecto se modifica el estado natural de un sector, que es el más frágil del Delta, porque es la sección que tuvo el crecimiento más reciente. La intervención arbitraria del hombre sobre ella provoca un impacto negativo para toda la región.

Además explicó a la prensa que "esta audiencia es parte del trabajo que estamos realizando para lograr una normativa que contemple la realidad del Delta, para lo cual convocamos a la Universidad Tecnológica, la Fundación Integrarse y la Fundación Metropolitana".

“Este trabajo dio como resultado un Plan de Manejo para establecer un código que respete los principios de insularidad, de la transparencia hidráulica, el cuidado de la fauna y la preservación de la identidad isleña", agregó.

El intendente de Tigre, Sergio Massa, había rechazado en marzo, al presentar el Plan de Ordenamiento del Delta, "cualquier proyecto o emprendimiento que incluya la idea de generar caminos viales a la primera sección de islas, porque la característica más importante que lo hace distinto, es justamente su insularidad".

Leticia Villaba, subsecretaria de Gestión Ambiental del Municipio, dijo que "para obras como la que pretende hacer la empresa, hacen falta hacer muchos estudios que la empresa nunca hizo".

"Hoy en día ni siquiera esta comuna puede resolver sobre el tema, porque lo que se haga en el Delta no afecta sólo a Tigre sino a todos los municipios de la costa, con riesgo de inundaciones y daños a la naturaleza", explicó la funcionaria.

Por eso, la audiencia pública, que tuvo lugar en el Concejo Deliberante de Tigre, convocó a organizaciones y funcionarios de otros municipios, como Benavidez, Vicente López, San Fernando y San Isidro.

"Estos desarrolladores han actuado con total irrespeto por todas las leyes, han desalojado familias que son tercera y cuarta generación en el lugar, han desmontado y arrasado toda la vegetación que existía. Mirada la zona en imagen satelital se ve marrón clarito, de tierra y agujeros, que son lagunas que no existían antes", subrayó Villalba.

En tanto, Alberto Esteban, concejal del Frente para la Victoria de San Fernando dijo que “el Municipio de Tigre no cumplió, como lo ha reconocido Zamora en esta audiencia, con el convenio de la Región Metropolitana Norte firmado por cuatro intendentes que establecía la consulta recíproca entre San Fernando y Tigre y otros municipios, todos deben ser consultados en estos casos”.

“Desde el HCD de San Fernando, a travís de resoluciones, hemos pedido información al presidente del HCD de Tigre sobre el emprendimiento en cuestión, pero nunca nos respondió”, recordó Esteban.

Exponiendo los diferentes aspectos sobre el tema desde San Fernando, el Secretario de Gestión Territorial y Medio Ambiental, Arq. Miguel Otero; el Subsecretario de Planeamiento Urbano, Arq. Pablo Terzaghi, compartieron los parámetros que deberá hacer respetar la OPDS para cualquier decisión sobre el tema, en la normativa vigente a nivel provincial, regional y municipal.

Además explicaron que es falso que San Fernando haya dado prefactibilidad alguna, ya que la Resolución 1017/06 estableció el necesario “requerimiento de incorporar mayor documentación e información respecto del emprendimiento” en forma previa a definir cualquier ubicación de transbordo. Nunca el Municipio de San Fernando recibió información del Municipio de Tigre al respecto, a pesar de haberla solicitado al municipio vecino mediante comunicaciones del Concejo Deliberante y del Departamento Ejecutivo.

Las organizaciones ambientalistas que participaron de la audiencia, entre ellas S.O.S. Delta, denunciaron que las familias que residen en ese sector del Delta "han sufrido atropello y hoy ven cercenado su derecho a la tierra y al trabajo".

En ese sentido, Juan Derganz, un isleño afectado por el proyecto, dijo a la prensa que desde que la empresa llegó al lugar "no tiene donde tender el junco", lo que implica la pírdida de su medio de vida.

El isleño de 60 años se opone a crear una nueva normativa "que lo único que busca es perdonar los delitos ambientales que ya cometió la empresa" y sostuvo que "hay leyes que defienden nuestros ríos y arroyos, que no se cumplieron".

Pedro Del Piero, Presidente de la Fundación Metropolitana, trabajó junto con el municipio en el Plan de Manejo del Delta, que contempla una medida cautelar para frenar judicialmente las obras hasta que se expida la provincia.

"El problema es que hay normas fragmentadas, o contradictorias. Además es impensable un proyecto de esa magnitud en la zona donde está Colony Park porque es la más vulnerable de todas las áreas del Delta”, concluyó.

Fuente: zonanortediario.com.ar