Triunfazo de Platense

Platense dio la noticia y venció al líder en Adroguí: le ganó por 3-1 a Brown con un doblete de “Maravilla” Olivares, que fue la figura en el “Marrón” dando vuelta la historia; el local se había puesto en ventaja por un gol en contra de Puertas y Carneiro lo empató parcialmente.Por el partido correspondiente a la dícima jornada del Campeonato 2011/2012 de la Primera “B” Metropolitana, el Marón tuvo que trasladarse hasta Adroguí para enfrentar nada más ni nada menos que al líder absoluto del certamen, que en la previa se analizaba como un rival difícil ante la estadística que tenía a su favor: luego de nueve presentaciones, ocho fueron los triunfos que cosechó Brown. Pero Platense tuvo un gran día, jugó mejor que el dueño de casa y pudo haberse vuelto a Vicente López con una ventaja aún mayor.

Los de Fabián Nardozza salieron mejor al campo de juego, se animaron a controlar la pelota y crearon las primeras situaciones, sorprendiendo y faltándole el respeto al equipo que intentaba estirar su ventaja respecto a los principales perseguidores. No obstante, el marcador lo abrió Brown a los 11 minutos, a travís de una jugada desafortunada: en la primera escapada que logró hacer el local por la derecha, salió un centro que encontró mal parados a Ángel Puertas y Martín Bernacchía; el defensor se llevó por delante la pelota y fue gol en contra.

Pero Platense reaccionó rápido y tan solo 7 minutos más tarde llegaría el empate parcial, a travís de Federico Carneiro: Alfredo Ábalos se mandó hasta el final de la cancha, mandó el centro y apareció el “Espartano” de cabeza para clavarla en el primer palo y darle justicia al partido. Con ese 1-1 momentáneo los equipos se irían al entretiempo, sin demasiados sobresaltos.

Y en el complemento llegó lo mejor: el Calamar salió a llevarse los tres puntos para Vicente López y vaya si lo logró… Con la participación estelar de Juan “Maravilla” Olivares, Platense logró lo que se propuso y pudo haber terminado con uno o dos goles más a favor. En el primer minuto del segundo tiempo llegó el tanto que daría vuelta la historia: Juan Manuel se animó, llevó la pelota hasta la altura de la medialuna del arco local y se la colocó a Matinella en forma excepcional.

Mientras que a los 36 quedaría definido el 3-1 final: luego de una gran jugada del recientemente ingresado Agustín Sanfilippo, Olivares recibió, ejecutó y luego la empujó para marcar el tercero tras el rebote que había generado el arquero “Tricolor”.

Ambos elencos terminaron con diez hombres en cancha por las expulsiones que sufrieron Osvaldo Vila y Rodrigo Acosta por una agresión mutua, cuando se cerraba el primer tiempo.

Fuente: zonanortediario.com.ar