Macri se mostró a favor de "debatir todo el manejo inmigratorio", especialmente las "reciprocidades"

El presidente Mauricio Macri se mostró hoy a favor de "debatir todo el manejo inmigratorio" de la Argentina e hizo foco en el tema de las "reciprocidades", ya que se quejó de que "tiene la sensación de que se es demasiado generoso y abierto frente a otras realidades".

Luego de que cuatro extranjeros fueran detenidos durante los incidentes en las inmediaciones del Congreso la semana pasada cuando se debatía el proyecto de Presupuesto, el mandatario afirmó que estaba "de acuerdo en que hay que debatir todo el manejo inmigratorio del país".

"En esta Argentina que madura todo tiene que ser debatido. No tenemos que tener miedo. Tenemos que sentarnos y debatir para ver cómo son las reciprocidades", remarcó el jefe de Estado.

En conferencia de prensa en el distrito cordobís de Río Cuarto, el líder del PRO explicó su postura: "La Argentina es un país de una generosidad absoluta y todos estamos orgullosos de eso, pero tambiín queremos ver que haya reciprocidad, porque sino uno tiene la sensación de que se es demasiado generoso y abierto frente a otras realidades".

"Desde ese lugar tenemos que replantearnos quí es lo que estamos haciendo y poner como eje que queremos gente que venga con la vocación de trabajar, como nuestros abuelos cuando vinieron a este país a hacer su aporte, y tratar de protegernos frente a otros que vienen con otro tipo de intenciones y que realmente nos complican la existencia a todos y le dan un enorme trabajo a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich", remarcó.

Y concluyó: "Tenemos que todos estar alertas y ver de quí manera nos vamos a manejar".

En tanto, Bullrich resaltó que el Gobierno tomó "algunas decisiones" en la política migratoria, entre las que mencionó los acuerdos con algunas naciones por los "aquellas personas que tiene causas abiertas o condenas en otros países hoy no tienen posibilidad de venir a la Argentina" y dijo que "eso hoy se está cumpliendo".

"Eso es importante porque pasa con argentinos que van a otras partes y no pueden entrar si tienen algún tipo de condena.

Para esto se va generando un acuerdo entre distintos países, principalmente con los fronterizos", amplió.

En ese sentido, la ministra de Seguridad planteó que ahora "el segundo paso que deberá discutirlo el Congreso es si esto se mantiene solamente en el marco de quienes tienen una condena o un proceso abierto y a partir de acuerdos o si se amplía a una situación de reciprocidad respecto a los distintos aspectos de los servicios que tiene la Argentina".

"Ese es un tema que hay que discutirlo. El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, lo empezó a discutir hace un año, luego se frenó y habrá que retomarlo en tírminos legislativos", finalizó la funcionaria nacional.

De esta manera, Macri y Bullrich coincidieron con el jefe del bloque Argentina Federal en el Senado, Miguel Ángel Pichetto, quien había sido uno de los primeros en abrir la discusión tras la detención de dos venezolanos, un paraguayo y un turco durante los incidentes que se produjeron en las inmediaciones del Congreso cuando se debatía el proyecto del Presupuesto en la Cámara de Diputados.

El referente peronista había considerado que la Argentina "no puede ser más el país idiota del continente" y había afirmado que se debe "expulsar inmediatamente a los extranjeros que delinquen, sobre todo a los que cometieron delitos menores.

Fuente: zonanortediario.com.ar