Trata de personas: desarticulan una organización criminal dedicada a la explotación laboral y rescatan a 32 víctimas

La Policía Federal desbarató una red criminal dedicada a la explotación laboral y rescató a 32 víctimas, luego de allanar dos talleres textiles y una fábrica de zapatos clandestinos en Ciudadela, partido de Tres de Febrero. “Este tipo de delitos no puede quedar impune. En estos procedimientos nuestras prioridad tambiín es resguardar la integridad física y emocional de las víctimas de trata”, expresó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien instruyó políticas expresas a la Secretaría de Seguridad que dirige Eugenio Burzaco.

Las pesquisas para detectar esta organización fueron un trabajo conjunto entre la Dirección Nacional de Investigaciones que conduce Rodrigo Bonini, y la División Trata de Personas Área Metropolitana de la PFA.

La investigación detectó que en los domicilios investigados funcionaban dos talleres textiles ilegales, como así tambiín una fábrica clandestina de zapatos.

De esta manera, los efectivos irrumpieron en un predio de la calle Muñoz al 3700, en la localidad mencionada. Al arribar al lugar, los federales comprobaron que allí operaba una fábrica de zapatos clandestina. En su interior había 20 personas mayores de edad, de nacionalidad boliviana, (trabajadores) y tambiín fue individualizado el responsable de la actividad, un hombre de la misma nacionalidad.

Asimismo, en el inmueble hallaron 35 máquinas textiles, algunas de ellas en funcionamiento al momento del ingreso, en virtud de hallarse los empleados en plena confección.

El lugar presentaba indicios en infracción a la Ley de Trata, como ser extensas jornadas laborales, condiciones insalubres de trabajo, malos tratos, falta de seguridad e higiene.

En otro inmueble de la calle Alianza n° 800, los policías constataron un taller textil clandestino, encontrando al momento de la irrupción a cinco personas mayores de edad, de los cuales cuatro era de nacionalidad boliviana y el restante, de nacionalidad paraguaya, quienes realizaban trabajos de confección.

A su vez, se individualizó en el lugar al responsable de la actividad textil, un hombre nacionalidad argentina.

En la requisa efectuada se observó una máquina para confección de calzados de gran magnitud y diversas herramientas manuales.

Por otra parte, en un domicilio de la calle Alianza n° 900, el personal policial constató nuevamente la existencia de un taller textil clandestino, encontrando en su interior a siete personas mayores de edad, cinco de nacionalidad boliviana mientras que los dos restantes, de nacionalidad paraguaya, todos cumpliendo el rol de empleados.

Allí identificaron a un hombre de nacionalidad argentina como el responsable de la actividad comercial desarrollada, y su hija mayor de edad de nacionalidad argentina, quien era la encargada de realizar trabajos administrativos en el lugar.

Durante la inspección realizada, se visualizaron 12 máquinas textiles.

En los procedimientos participó personal del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata, dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, e inspectores de la Dirección Nacional de Migraciones.

El Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional de Tres de Febrero a cargo Dr. Culotta, Sec. Nro. 1 a cargo de la Dra. Negrello, ordenó la detención de los tres responsables, el secuestro de las máquinas textiles y la clausura de los lugares.

Fuente: zonanortediario.com.ar