Powerball. Cómo ha conseguido mantenerse arriba en este último año

Los últimos nueve meses han cambiado radicalmente nuestra manera de realizar las tareas cotidianas, además de poner en peligro muchos negocios. Uno de los que se vio en verdadero estado de dificultad fueron las loterías, obligadas a cerrar por meses. No se trata de que las boleterías se mantuviesen inactivas prácticamente hasta el mes de julio, sino que se cancelaron o pospusieron todos los sorteos por todo el mundo. Todos excepto uno que decidió mantener sus fechas de sorteo cada miércoles y sábado: la Powerball estadounidense.

Lógicamente, el nivel de participación no fue el de siempre, por lo que el bote acumulado pasó a ser más discreto. Aún así, desde hace algunos años un elevado porcentaje de participantes le llegan de todas partes del mundo más allá de las fronteras estadounidenses, ya que son muchas las personas que adquieren sus boletos desde boleterías online. Latinoamérica es muy aficionada y además no ha tenido precisamente mala suerte a la hora de conseguir premios de monto elevado. Jugar desde la comodidad del hogar no sólo evita largas colas hasta poder llegar al mostrador y elegir los números, sino que ofrece otra serie de ventajas como no tener que estar atentos al resultado, ya que se informará vía email si resultó premiado, el boleto virtual no correrá riesgo de perderse en el bolsillo de la chaqueta durante meses y si se trata de un premio menor, se transferirá a nuestra cuenta fácilmente.

No todas las loterías pueden jugarse online, pero sin duda Powerball se encuentra disponible desde un gran número de países. Ha entregado algunos de los premios más elevados de la historia de las loterías, con un récord de 1.586 millones de dólares estadounidenses entregados en Enero de 2016. De eso hace ya casi cinco años pero ha habido otros premios que se han acercado mucho desde entonces. En el momento presente, el bote acumulado excede ya los 200 millones, como puede verse en los resultados de Powerball en la web de Lotoland. Es por eso que resulta tan atractivo probar suerte, sobre todo teniendo en cuenta que la probabilidad de ganar algún premio es de una entre 25, y el premio principal mínimo asciende a 40 millones de dólares.

Hay que tener en cuenta, no obstante, algunos detalles específicos de jugar loterías extranjeras, y más concretamente la Powerball: si el premio obtenido es menor, efectivamente se ingresará en la cuenta bancaria que facilitásemos al participar online o en el método de pago que hubiésemos empleado (tarjeta de crédito, billetera electrónica, etc), pero si es un gran premio, sólo se podrá cobrar en persona, por lo que habría que desplazarse a EE.UU. Lógicamente sería un gasto más que asumible si se acaba de conseguir un gran premio, pero es importante saberlo. Además, EE.UU. es uno de los pocos lugares en que el ganador está obligado a revelar su identidad públicamente, una cláusula que no es bien recibida por todos aquellos que no desean que sus personas más próximas conozcan su suerte o teman que se acerquen otras personas con males intenciones.

Otro dato interesante a propósito del premio mayor de Powerball es que puede cobrarse o bien de una sola vez, o bien en 30 cuotas anuales, cuyo monto aumenta anualmente, lo que para algunos se asemeja a un salario vitalicio. Aún así son pocos los que se atreven a elegir esta opción por temor a morir antes o a que, por cualquier otro motivo, no lleguen a recibir el premio completo. Aún así, quienes reciben el dinero de una sola vez, deben pagar una tasa mayor que si eligen la opción a 30 años. Sin duda esta es una elección para no tomar a la ligera, pero que en cualquiera de los casos tiene un final más que agradable.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar)