Cayó el “cerebro” detrás de las clonaciones de tarjetas de débito y crédito que operaba en un banco de Vicente López

El sospechoso detenido tiene 23 años y es de nacionalidad brasileña; ya había sido condenado por delitos similares en la ciudad de Rosario. Operó en el Banco BBVA situado en avenida Maipú y Alsina de Vicente López.

El “cerebro” detrás de la clonación fue identificado por fuentes judiciales como Lucas Parussi Camacho Nunes, un brasileño de 23 años. Tras una investigación de nueve meses, encabezada por el fiscal de Vicente López Alejandro Musso y su equipo de colaboradores, el falsificador de tarjetas fue detenido por personal de la Policía de la Ciudad.

“El 23 de septiembre pasado, poco antes de las 18, Parussi Camacho Nunes se hizo presente en una sucursal del Banco BBVA situada en avenida Maipú y Alsina, en Vicente López, y utilizando una técnica de manipulación informática, y con la clara finalidad de defraudar a otra persona, procedió a instalar un dispositivo para clonar tarjetas en el cajero automático de dicha entidad. Luego, a las 19.27, en ese mismo cajero automático, Ricardo C. insertó su tarjeta del Banco de Nación Argentina, sobre la cual el imputado obtuvo los datos de la banda electromagnética y el código PIN”, según se desprende del expediente judicial.

Según informaron al diario LA NACION fuentes con acceso al expediente, en el operativo donde fue detenido Parussi Camacho Nunes se secuestraron 12 notebooks, dispositivos utilizados para copiar las bandas magnéticas de las tarjetas, las micro cámaras que filman el momento en que las potenciales víctimas ponen la clave en los cajeros automáticos y plásticos en blanco.

Pero, además, en el departamento donde vivía el sospechoso, en Scalabrini Ortiz al 1500, Palermo, los detectives policiales encontraron las llaves de un auto VW Voyage nuevo, una factura de una póliza de seguro de ese auto a nombre de Parussi Camacho Nunes y un recibo del pago de una cochera.

El garaje donde el sospechoso estacionaba el auto está situado en Armenia al 1900. El vehículo fue secuestrado y fue llevado a la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Vicente López Oeste. Cuando abrieron el VW Voyage encontraron una pistola Glock calibre .40 con un dispositivo para disparar como lo hace una ametralladora.

Según informaron a LA NACION fuentes judiciales, la colaboración e información brindada por representantes de Red Link fue clave para avanzar en la investigación. Fue desde un cajero automático de esa firma que el sospechoso hizo una transferencia de 4250 dólares desde la cuenta de Ricardo C. hacia otra cuenta abierta en Rosario.

Esa transacción se hizo a las 10.20 del 6 de octubre pasado en un cajero automático de una sucursal del Banco Credicoop situada en avenida Corrientes al 1800, en Balvanera. No fue la única estafa que sufrió Ricardo C. ese día: a las 10.55 el sospechoso extrajo 9000 pesos de un cajero automático situado en avenida Córdoba al 1500.

Fuentes judiciales explicaron que el “clonador de tarjetas” es colocado “en una falsa ranura” que copia la banda magnética de las tarjetas utilizadas por los clientes y, luego, con una cámara de pequeñas dimensiones filman, por encima del teclado, el momento en que los damnificados digitan la clave. Después, con los datos, hacen una copia de los plásticos.

“Después, el sospechoso iba a otro cajero automático y realizaba transferencias a otras cuentas y triangulaba el dinero hacia alguna de las cuentas que había abierto en diversas entidades por fuera del sistema financiero, como Ualá, Brubank y Mercadopago. Además, usaba 18 terminales posnet de Mercadopago asociados a diversos negocios ficticios para derivar el dinero a su cuenta”, afirmó al diario LA NACION una calificada fuente judicial.

El fiscal Musso unificó todos los casos radicados en el distrito para avanzar y determinar si se trataba de la mismos delincuentes. “Cuando se conoció la denuncia que dio origen a la investigación, Red Link nos alertó de una banda que operaba en la zona norte del conurbano, sobre todo en Vicente López”, dijo un detective judicial.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar / Gabriel Di Nicola para La Nación)