Juan Viaggio: “Estamos en tiempos complejos, tenemos una cantidad de casos importante”

El Secretario de Salud de San Isidro, Juan Viaggio, habló con “Aquí no ha pasado nada”, espacio radial de Zona Norte Diario Online. En la charla se refirió a la situación actual del distrito en el marco de la segunda ola de Covid-19. El funcionario destacó el avance de la campaña de vacunación local, mostró su preocupación por el nivel alto sostenido de nuevos casos y destacó la necesidad de mantener restricciones para evitar el colapso del sistema sanitario.

Consultado al comienzo de la nota sobre el panorama local frente al coronavirus, Juan Viaggio explicó: “San Isidro forma parte del AMBA, que es una mega metrópolis, que si la sumás a la Ciudad, no hay división geográfica y hay una cantidad importante de habitantes en poco espacio, es difícil que haya diferencias en cuanto a la realidad epidemiológica de cada distrito. San Isidro no escapa a la situación general, estamos en tiempos complejos, tenemos una cantidad de casos importante. Lo más llamativo es el nivel alto sostenido, lo que genera una cantidad importante de casos activos. Por eso se hace necesaria una logística para los pacientes y también una logística en cuanto al llamado al Call Center para los pacientes y los contactos estrechos, para ver si hay casos que se vuelven complejos y requieren un apoyo en acción social y demás áreas”.

“Respecto a la ocupación, hoy estamos en un 72,09% de camas críticas y en un 60% de las camas generales. Los críticos van a terapia y los moderados van a las salas Covid, donde se hace seguimiento respecto a la patología respiratoria y si pueden ser llevados adelante sin terapias intensivas se mantienen en esos sectores y si no, pasan a métodos más invasivos como la respiración mecánica”, continuó.

Y afirmó: “Como dato positivo, la campaña de vacunación viene bien en el distrito, al igual que en Provincia. Tenemos altos índices de vacunación en poblaciones de riesgo y en los equipos médicos. Esto antes era un dolor de cabeza por los contagios en el personal de salud, porque se caía uno en una guardia y había que aislar a todos. Eso con todo el equipo vacunado se hace más sencillo y no hay tanta incertidumbre ni miedo, pero sí se nota el cansancio por trabajar con altos índices de ocupación de camas y con pacientes muy complejos, que ha demostrado las variantes genómicas de esta segunda ola del virus, que ha dado índices más altos de contagios. Otro tema que vemos con la vacunación es que los pacientes que estaban en terapia tenían un promedio etario de 12 años más que los de ahora”.

Ante la pregunta de si hay un horizonte de salida de la pandemia de cara a fin de año con el avance de la vacunación, Viaggio opinó: “Soy optimista, porque la capacidad instalada para una vacunación masiva está. Por ejemplo en el Hipódromo de San Isidro tenemos para aplicar 2000 vacunas diarias. Estamos llegando a 100 mil dosis aplicadas. Teníamos previsto a 72000 personas de riesgo y ya lo hemos superado, y al ser una vacunación optativa, de las personas anotadas ya pasamos el 50% de vacunación, con lo que no veo tan lejana la salida. Si seguimos a este ritmo, hablando específicamente del distrito, si llegamos a 2000 dosis diarias, salimos del problema. El problema es que estamos entrando en la fase invernal, con una variante de mayor capacidad de infección y las personas en lugares cerrados, no es una buena combinación, pero día a día, el virus tiene menos capacidad de encontrar una persona que lo replique. Soy optimista en un contexto complejo. Tenemos el horizonte de la inmunidad de rebaño”.

Finalmente, inquirido acerca de si sanitariamente deberían volver las clases presenciales en las escuelas bonaerenses, el funcionario sanisidrense dejó en claro: “No quiero entrometerme en temas políticos. Desde lo epidemiológico, teniendo tan cerca este horizonte, con cuantas más restricciones tengamos, menos nivel de contagio vamos a tener y menor desgaste del sistema. Hoy por hoy tememos que este número diario de casos positivos generen un número de casos que requieren un área crítica para ser tratados y el lugar se acabe y que no tengamos la posibilidad de atender a esos pacientes. Por eso se insiste en bajar el nivel de contagio. No por el número en sí, sino porque ese número genera un número de pacientes críticos. Podés tener un paciente durante meses, y hoy que son más jóvenes, tienen mayor resistencia y el promedio de estadía es mayor, antes eran 20 días promedio y hoy son 30. Todo lo que hagamos desde el Estado y como ciudadanos en bajar ese número, va a generar que lleguemos más rápido a ese horizonte y con menos problemas con los pacientes que necesitan terapia. No es un Boca-River, hay países que tomaron ese camino y les fue bien. Uno quiere que haya educación presencial, soy padre, vivo la problemática de los chicos, pero desde este lado se ve feo el tema sanitario. Se ve complicado para atender a los pacientes críticos”.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar)