Jorge Macri juega en Vicente López

El líder del PRO Bonaerense, Jorge Macri, decidió postularse a la intendencia de Vicente López con una boleta corta, de esta forma dejó a su espacio político sin ningún candidato a gobernador; como curiosidad: hasta el 30 de Junio su perfil de Twitter decía "candidato a gobernador", ahora lo cambió por "candidato a intendente". Para sorpresa de muchos, el hasta hace pocos días candidato a gobernador del PRO bonaerense -tal como lo decía su perfil de Twitter y la cartelería publicitaria de los referentes locales de todo el conurbano-, Jorge Macri, decidió postularse a la intendencia de Vicente López con una boleta corta del PRO y sin alianzas, al menos para las primarias, luego podría haber una adhesión al duhaldismo. La información fue confirmada a Zona Norte Diario Online por voceros del candidato.

Los problemas de esta decisión son varios. Por empezar para la estructura del PRO de toda la provincia de Buenos Aires. Públicamente se había declarado que de no obtener ninguna alianza con otros espacios no se abandonaría a la militancia del PRO y Jorge Macri sería candidato a gobernador. Pero al parecer a las palabras se las llevó el viento. Es que el partido quedó sin ningún candidato a Presidente cuando se bajó Mauricio Macri, y ahora sin un Gobernador. De esta forma los referentes de cada distrito se vieron obligados a jugar en solitario con una lista corta del PRO (tal es el caso de Alex Campbell en San Fernando), o bien generar una alianza local con el duhaldismo (tal como ocurrió por ejemplo en San Isidro con Ignacio Baistrocchi en la lista de concejales de esta fuerza).

A las claras esto parece ser una sentencia de muerte para el aparato del PRO Bonaerense, cuyos militantes emigraron en manada hacia otras fuerzas más competitivas. De hecho una concejal de la zona norte le dijo a este medio que evaluaba dejar el espacio porque "estamos todos muy calientes con lo que hizo Jorge, se cagó en nosotros".

La decisión es bastante difícil de explicar y es inevitable especular con varios factores. Partamos de la base de que la ciudad de origen de Jorge Macri es Tandil, y que entró como Diputado Bonaerense hace apenas dos años por la tercera sección electoral, con lo cual ligarlo a Vicente López parece cuando menos tirado de los pelos, a pesar de sus constantes visitas y recorridas en este último tiempo y de su reciente cambio de domicilio.

De todas formas pasemos por alto esto. El real problema de su candidatura (al margen de los destrozos a su propio partido a lo largo y ancho del territorio bonaerense) es su lista corta y lo que eso implica.

Dejándolo en claro, llevará una boleta con su candidatura a intendente, concejales y consejeros escolares, sin Gobernador ni Presidente, con lo cual depende de que el vecino opte por no votar al candidato a intendente de su Presidente y Gobernador elegidos, sabiendo la poca tendencia del vecino de Vicente López al corte de boleta.

De hecho, las encuestas más recientes, a las que Zona Norte Diario Online tuvo acceso, marcan que el primo del jefe de gobierno porteño apenas roza el 8% de intención de voto en el distrito, lo que lo dejaría en la pelea por el tercer o cuarto puesto, muy lejos de Norberto Erro y el intendente Enrique García, quienes lideran los sondeos con números cercanos al 30%. Si esto se cumple, pasaría a ser el fin de la carrera política de Jorge Macri, teniendo en cuenta que un nombre conocido en la provincia pasaría un verdadero papelón, disputando y siendo vapuleado en una candidatura local.

En cuanto a los candidatos que lo acompañarán, se sabe poco y nada. El hermetismo es tal que ni sus propios militantes en el distrito tienen certezas absolutas. Será cuestión de esperar unos días más, porque al parecer el PRO se toma su tiempo, pero siempre sorprende a sus votantes. Claro, no siempre para bien.

Fuente: zonanortediario.com.ar