Cristina: La conferencia más esperada

Esta tarde en la residencia presidencial de Olivos la presidenta Cristina Fernández de Kirchner brindó una conferencia de prensa abierta para todos los medios nacionales e internacionales, la primera desde que inició su gestión hace ya más de 7 meses; no faltaron las preguntas sobre Cobos, el campo, Moreno, el "doble comando", el INDEC y el Tren Bala, entre otras.
En una interesante conferencia de prensa la presidenta habló de varios de los temas que preocupan a los argentinos.
Sobre el voto negativo de Cobos en el Senado, la presidenta intentó calmar las aguas al expresar que “Hay que desdramatizar. Cada uno es responsable de las acciones políticas que realiza. Cuando uno toma una decisión política evalúa las consecuencias. No me corresponde adjetivar sobre las decisiones del Vicepresidente". Ante la consulta si veía en Cobos un perfil de traidor, Cristina respondió: “Yo tengo mucho respecto por las instituciones”.
Igualmente hizo referencia a los votos de algunos senadores diciendo: "Es curioso cómo cuando uno vio algunas votaciones, sectores que siempre se han ubicado en el campo progresista, finalmente terminaron votando intereses diferentes, sobre todo porque era la primera oportunidad histórica de discutir democráticamente un proyecto de redistribución del ingreso en serio. Cuando era senadora, siempre presentaban proyectos a la izquierda de todo el mundo, tal vez porque sabían que no lo íbamos a poder tratar. Pero esas son observaciones, análisis, lecciones que no solamente las debo hacer yo sino toda la sociedad cuando mira a sus representantes".

Mostró además su apoyo al polímico Moreno: "La permanencia o no de un funcionario depende de si se desempeña honestamente o laboriosamente, y ese es un resorte exclusivo del presidente de la Nación. Es la Presidenta, por un gobierno republicano, la que decide su permanencia o no".

Sobre los cuestionados indices del INDEC dijo que "En los países vecinos, donde los salarios son menores a los de la Argentina, se registran precios de alimentos mayores y la inflación sin embargo da menos que en nuestro país. Más allá de la valoración que se ha hecho mediáticamente, estamos ante una cuestión de lógica económica, y el tema del Indec fue manejado políticamente. No quiero cargar las tintas en cuanto a conspiraciones, sino a intereses políticos que siempre se presentan. Estamos ante un índice mucho más alto y una economía que tiene precios más bajos y más altos de salarios”.

El campo fue otro de los temas tocados y expresó que "Ustedes se preguntarán si volvería a impulsar la resolución 125 y yo diría que sí, porque creo que por primera vez desde el advenimiento de le democracia, las instituciones, el Poder Ejecutivo y el Parlamento, nos hemos puesto a discutir en serio una ley que por primera vez tocaba el tema de la redistribución del ingreso… Son discusiones que hay que despojarlas de un sesgo ideológico. Cuando se personaliza demasiado una discusión no se quiere abordar el núcleo del problema. Cuando debatamos estos temas no hay que personalizar”.

Además opinó sobre los cortes de ruta que “Nunca se vio desde la democracia tanto nivel de virulencia, de lock out patronal, de corte de rutas. Eso no fue por parte del Gobierno. No vi a ningún funcionario cortando rutas. No vi gente que pudiera compartir la política del Gobierno amenazando a quienes pudieran votar en contra de lo que pensaban. El Gobierno tomó una resolución en las facultades que le competen constitucionalmente. Se puede no estar de acuerdo, de hecho así sucedió, pero para eso se recurre al Parlamento, como hice yo, o a la Justicia. El Gobierno jamás tomó una acción que pudiera desencadenar hechos de violencia".

Hizo tambiín una autocrítica por la 125 "Mi autocrítica es la ingenuidad que tuve frente a la reacción de los sectores chicos numíricamente pero muy poderosos económicamente. Tuvimos la posibilidad de debatir un proyecto de distribución de la riqueza en serio y, cuando uno ve la película completa, ve que los que se beneficiaron con el resultado fueron los sectores exportadores, no los pequeños y medianos productores".

Sobre la debil relación con la "maldita" clase media, Cristina hizo su análisis: "Creo que el hecho de que no apoyen proyectos que los benefician tiene que ver con no comprender un modelo económico, pero eso no es sólo atribuible a la clase media, sino a toda la sociedad. Hay que ver que nuestros progresos personales y económicos tienen que ver con, además del esfuerzo y el talento individual, un modelo económico que nos permite ese desarrollo. Muchas veces ísto no es visto tampoco por las clases más altas, hubo sectores que apoyaron determinadas interrupciones políticas e institucionales que finalmente sufrieron la destrucción de sus industrias". Por otro lado dejo en claro que "Debo ser sincera, como en todas mis actitudes de vida. Volvería a hacer todas y cada una de las cosas que hice”.

El problema del "doble mando" con Nístor Kirchner no fue dejado de lado en las preguntas y la presidenta fue contundente "En 2003 los comentarios eran que esta señora era la que iba a mandar, a decidir, porque en realidad Kirchner era un Pelele que iba a ser manejado o por el ex presidente o por su mujer. Sucedía eso porque íl era desconocido en Buenos Aires y yo muy conocida. Así que ahora es una inversión, ahora yo soy díbil, manejable, pusilánime. Pero no es cierta ninguna de las dos historias".

Además habló sobre la presunta baja en la imagen del ex presidente Kirchner, "Es muy difícil que los resultados de una encuesta no coincidan con la línea editorial de un diario. Nosotros tenemos encuestas diferentes a las de (el diario) La Nación. No hay ningún problema, me encanta la gente que piensa diferente, pero permítanme relativizar las encuestas porque, si uno recuerda las elecciones, las encuestas decían que había segunda vuelta y ganamos por mas de 23 puntos, la diferencia más importante en la historia de la democracia".

Sobre su reencuentro con la prensa explícó que “Hoy me enterí por los medios que la última conferencia fue en 1999. Quiere decir que todo aquello que habíamos oído se debe a un error de información: parece ser que no sólo el anterior presidente no dio conferencias de prensa”.

La presidenta respondió tambiín sobre el Tren Bala, para muchos innecesario y caro: "Vamos por la historia del sistema ferroviario en la argentina. Sabemos que había sido devastado: ramal que para, ramal que cierra. Estamos haciendo una gran inversión… Para el tren bala no se extrae dinero del ambito ferroviario. No se saca un solo centavo del presupuesto nacional para este tren. Creo que el tren bala será importante. Es financiado absolutamente por la empresa que lo construye… Este tema tiene como limitante el tema de la tarifa que se cobra. Si el boleto fuera de 3 ó 4 pesos, sería más facil, pero tenemos que equilibrar las posibilidades del usuario… Si vas a Londres viajás fantástico, pero pagas cinco libras por doce cuadras".

La controversial ley de radiodifusión fue otro de los temas abordados en la conferencia: "Hemos mantenido múltiples reuniones con distintas entidades. Si uno analiza la actual ley de Radiodifusión, uno ve que se hizo durante la dictadura, cuando lo más moderno era la televisión a color, ni siquiera había fax. Creo que la Argentina requiere de un instrumento que de cuenta de preparar el marco regulatorio para la incorporación de la tecnología. La comunicación es el área que ha dado el salto mas importante en materia de innovación tecnológica y nuestra idea es convocar, o seguir convocando, para trabajar en una nueva Ley".

Sobre el precio del dólar expresó que "El Banco Central se maneja de manera autónoma. No hay un tipo de cambio presidencial, debe seguir manejándose en la forma en que se ha venido manejando, ya que ha permitido acumulación de reservas y le ha dado solidez a todo el sistema financiero nacional".

Tambiín se le pregunto sobre la integración regional y explicó que es "inídita la presencia de una delegación como la que acompaña al presidente Lula (en la Argentina este fin de semana), lo cual revela la firme convicción de Lula y mía de integración y la importancia de Argentina como un lugar para inversiones por su competitividad… En la ronda de Doha tuvimos posturas diferentes con Brasil. Cuando uno compara lo que ponen los países desarrollados, frente a nosotros, no suena a buen negocio para los países emergentes. En el caso de Argentina nos colocaba en una posición muy difícil… Es muy importante para la integración tambiín la presencia de Venezuela y tiene que ver con esta ecuación: energítica, alimentos e industria. Hay que adoptar políticas de estado permanentes".

La deuda con el Club de París es para la mandataria nacional "un tema que nos ocupa. Como bien saben, la fecha de corte se dio en diciembre de 1983, y hoy hay diferencias en cuanto a que se quiere someter al país a un plan del Fondo Monetario Internacional, pero es una discusión que vamos a abordar con serenidad… Es necesario que la Argentina siga creciendo, porque la garantía del cumplimiento de un compromiso es seguir asegurando el crecimiento de la actividad económica".

Los derechos humanos y los juicios a los represores fueron un tema al que hizo referencia al destacar que “es parte de un prestigio de la Argentina muy fuerte. Uno lo puede observar cuando viaja al exterior. La República Argentina es mirada como ejemplar por el respeto irrestricto a los derechos humanos. Si tengo que hablar con sinceridad, me gustaría que no nos tuvieran que admirar por eso, pero lo cierto es que estamos cumpliendo con una deuda, no solamente con la Argentina, sino con un modo de ver y vivir que se debe universalizar”.

Otro tema tocado fue la relación con EEUU y la presidenta recordó “que al segundo día de gestión sucedió lo de la valija y decían que (Antonini Wilson) traía dinero para mi campaña. Hoy la relación es como siempre: normal y seria, como debe ser con todos los países del mundo. No debería pronunciarme acerca de esas cosas, pero que hoy sea candidato un hombre de color como el senador (Barack) Obama revela por parte del pueblo una vitalidad sorprendente y admirable. Revela una cabeza muy abierta Más allá de los resultados, es admirable que estí compitiendo por uno de los dos partidos más importantes del país, un hombre de color”.

Además se le preguntó sobre la presencia de EEUU en la región y Cristina explicó que "cuando recibí en mi despacho a Thomas Shannon (subsecretario de Estado de Asuntos Hemisfíricos), me aseguró que la presencia de la Cuarta Flota no obedecía a ninguna circunstancia que tuviera que ver con los recursos naturales… Creo que todo ísto confluye en lo que nosotros consideramos un nuevo modelo de defensa regional que debemos abordar con todos los países de Amírica del Sur, no de carácter ofensivo, sino de carácter defensivo, de dar señales muy claras del modelo de acumulación, que es lo que ha movido a muchísimos empresarios a radicarse aquí".

Fuente: zonanortediario.com.ar