Reclaman la repatriación de cuatro argentinas en España

Se encuentran en el Instituto Secular Católico Servi Trinatis; sus familiares denunciaron al establecimiento por trata de personas; además, piden la intervención de La Cancillería en el asunto.
Los parientes de cuatro chicas radicadas en España (están como internas del Instituto Secular Católico Servi Trinatis), reclamaron ayer ante la Justicia Federal de Santa Rosa y la Cancillería por su repatriación, ya quí denunciaron a este establecimiento por el delito de trata de personas. Tambiín, agregaron que esta entidad reducía a “servidumbre” a las mujeres a travís de una metodología parecida una a la de una secta.
En la denuncia penal que iniciaron los familiares de las supuestas víctimas, tambiín se agregaron los cargos de contrabando de medicamentos y entrada ilegal de dinero al país.
Se estima, según fuentes judiciales y por las denuncias de los familiares, que las jóvenes se encuentran en el Instituto Secular Cristiano de la región de Cuenca (España), hace siete años.
De la cuatro chicas, sabemos que una se apellida Loftvall, ya quí sus hermanos, Rodrigo y Marcelo, son dos de los denunciantes en esta causa. Además, contaron que ya habían tenido a otra de sus hermanas en ese internado. Sin embargo, esta pudo salir. De las otras tres chicas, todavía no se sabe mucho. Solamente los padres de una de ellas, tambiín (junto a los hermanos Loftvall) encabezan esta cruzada para traerlas de vuelta.
En la denuncia, no sólo se presentaron cargos en contra del Instituto. Tambiín, se reclamó a la Cancillería argentina y al Consulado español por un alojamiento de las víctimas y una posterior asistencia psicológica.
Recordemos, que este escándalo había estallado en Mayo, cuando familiares de las internas denunciaron a este establecimiento. La acusación había pesado sobre dos sacerdotes españoles llamados Antonio Martínez y Ricardo Lattore por reducción a la servidumbre y defraudación. Ante este escándalo, el obispo de Santa Rosa, Fidel Brídice, se “jubiló” de su cargo. El Instituto Secular Católico Servi Trinatis funcionaba con el consentimiento de este cura. Luego. Mario Poli (cercano al Cardenal Jorge Bergoglio) lo reemplazó en su cargo.
El abogado de las víctimas, Omar Gebruers, sostuvo su desconfianza para con la justicia provincial, ya quí en algunos casos se puede ver una “parcialidad manifiesta” para con los sacerdotes.

Fuente: zonanortediario.com.ar