Con un show inolvidable REM cerró el Personal Fest 2008

REM demostró que es una de las mejores bandas de todos los tiempos; de la mano de Michael Stipe dieron un show que quedará para la posteridad por su dosis de rock y sus baladas que hicieron emocionar a todos los presentes en la última noche del Personal Fest 2008.
Solo una palabra puede describir lo vivido esta noche: Increíble. Ya no caben dudas R.E.M demostró que musicalmente hablando está un paso adelante de la mayoría de las bandas, sin marketing ni raros peinados, sin frivolidad solo música envolvente y letras emocionantes. Un Michael Stipe que se robó la noche bien politizado y furioso hizo vibrar a todos y cada uno de los presentes.

El show arrancó con Living Well Is The Best Revenge a la cual le siguió I Took Your Name. La retórica anti Bush desplegada por el vocalista contagió al público que saltaba, cantaba y solo pedía más. Everybody Hurts le puso la piel de gallina a más de uno y todo corearon el estribillo de este himno en cuyo video se puede leer los pensamientos de los protagonistas de un “caos” vehicular. Si esta noche se pudiera leer los pensamientos de la gente, la mayoría sería unánime : Increíble. The One I Love sonó y allí este cronista dio cuenta de que la perfección es alcanzable, mucho más todavía con los acordes de It’s The End of The World As We Know It que propició el pogo y la locura colectiva.

Para el final quedó el clásico Losing My Religión con todo el Ciudad de Buenos Aires cantando y el cierre con Man on The Moon, a esta altura me atrevo a decir que quien no estaba emocionado es porque carecía de sentimientos. Un show impactante de una banda que merece ser vista por quien se jacte de amante de la música. Para destacar el despliegue de Michael Stipe y sus bailes acompañados por una pantalla que provocó la respuesta inmediata del público.

Fuente: zonanortediario.com.ar

loading...