Diputados aprobó la asociación público-privada en obras de infraestructura

Esta iniciativa es considerada prioritaria por el Gobierno, debido a que permitirá la concreción de contratos públicos-privados para atraer inversiones en obras de infraestructura y que podría constituir un fuerte incentivo para empresas internacionales.La Cámara de Diputados aprobó y giró en revisión al Senado el proyecto de ley que contempla la posibilidad de llevar adelante asociaciones público-privada para realizar obras de infraestructura.

El proyecto, aprobado en general con 151 votos positivos, 79 en contra y 6 abstenciones, fue debatido en el tramo inicial de una maratónica sesión comenzada este mediodía, en la que el oficialismo buscará sancionar además la reforma de la Ley de Administración Financiera que limita los superpoderes para reasignar partidas presupuestarias y el Presupuesto 2017.

Se trata de una iniciativa que habilita la asociación público-privada para atraer inversiones en obras de infraestructura muy costosas, como acueductos, el sistema de frenos automáticos a todos los trenes, reparación de redes viales y de rutas en todo el país.

El debate de esta iniciativa había fracasado la semana pasada, debido a la falta de acuerdo con el massismo y el Bloque Justicialista, que bloquearon su tratamiento, lo que obligó al oficialismo a volver a discutirlo en comisión y aceptar nuevos cambios al proyecto, principalmente en torno a elevar la participación de empresas y pymes nacionales en un 33% para asegurar y potenciar la generación de empleo.

De este modo, la iniciativa -que ya había recibido media sanción del Senado- deberá volver a la Cámara alta debido a los cambios introducidos al texto por Diputados.

Las modificaciones incluidas fueron propuestas por el massismo, el Bloque Justicialista, organizaciones PyMEs y la CGT, y apuntaron principalmente a la participación de empresas y pymes nacionales en un 33% para asegurar y potenciar la generación de empleo.

se destacó la abstención de los diputados sindicales Híctor Daer y Facundo Moyano, que así evitaron quedar a contramano de lo dispuesto por la mayoría del bloque del Frente Renovador, mientras Felipe Solá, Alicia Moreau, Liliana Schwindt, Alejandro Snopek y Marcela Passo faltaron a la votación.

Tambiín optaron por la abstención el moyanista Omar Plaini, los sanjuaninos Sandra Castro y Híctor Tomas (FpV), y Jorge Taboada (Chubut somos todos).

Por la afirmativa se expresaron los representantes del Frente Cívico por Santiago, Compromiso Federal, Juntos por Argentina, Trabajo y Dignidad y otras bancadas individuales, mientras que sorprendieron los votos a favor de los kirchneristas Carolina Gaillard y Lautaro Gervasoni (ambos de Entre Ríos), y Miriam Gallardo (Tucumán).

Votaron en contra del proyecto la mayoría de los diputados del Frente para la Victoria, el Peronismo para la Victoria, el bloque Progresista, el Frente de Izquierda, Alcira Argumedo (Proyecto Sur), Carlos Heller (Solidario) y Oscar Martínez (Movimiento Popular fueguino).

Fuente: zonanortediario.com.ar