Tolosa Paz: "El congelamiento de precios fue muy bien recibido por los hogares"

La candidata a diputada nacional del Frente de Todos, Victoria Tolosa Paz, aseguró en declaraciones radiales, que “nuestro proyecto político busca recomponer salarios, jubilaciones y apuntalar la industria nacional” y aclaró que “el congelamiento” era una demanda constante” para evitar que la recomposición de salarios “se vaya por la canaleta del aumento de precios”.

“El congelamiento de precios era una reclamo legítimo, y es una medida que fue muy bien recibida en los hogares de la Argentina”, planteó Tolosa Paz en una nota en AM 990 y destacó que “la tarea de recomponer salarios es más lenta” y por eso es necesario “que no se nos vaya por la canaleta del aumento de precios”.

Sobre la realidad económica luego de la pandemia, la candidata definió que “hay sectores que recién ahora están palpando la recuperación, quienes tienen comercios, los que se dedican a la gastronomía, a la cultura, espectáculos; son sectores que están palpando hacia dónde va nuestro proyecto político, que busca recomponer salarios, jubilaciones, que apuntala la industria nacional” y consideró que “vamos viendo cómo esta recuperación va de la mano de un Estado muy presente que nos ayuda a dinamizar y a darle mayor velocidad”.

Tolosa Paz señaló la importancia de avanzar en un compromiso entre las fuerzas políticas, “más allá de quien gobierne, para plantar las estructuras y que las 24 ramas de la economía real trabajen para tener un proceso sustitución de importaciones y trabajar con innovación y tecnología dentro de la cadena de valor para poder exportar”.

En este sentido comparó el lugar de quienes “estamos de acuerdo en levantar a esta Argentina en base a la producción, el trabajo, la inversión, el desarrollo y la generación de puestos de trabajo” a diferencia de “quienes piensan que Argentina tiene que volver a las políticas económicas que ellos llevaron adelante; y eso asusta a quienes eligen el camino de la inversión y el trabajo”.

Y aclaró que “asusta no solo a los trabajadores sino a la masa de empresarios que hoy están invirtiendo en una fábrica de producción de calzado o textil, y te dicen: si en dos años esto cambia el rumbo político y vuelven a permitir la importación, la máquina que estoy comprando no tiene sentido”.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar)