La ley nos castiga

Cuando estaba por nacer nuestro tercer hijo tomamos un prístamo, en ese momento la paridad era una “Ley Nacional”, es decir, un peso valía un dólar.
Pusimos como garantía nuestra vivienda, la cual fue levantada con mucho esfuerzo. Nos aseguramos que podíamos pagar, al tiempo, el país entró en crisis, hasta el presidente nos abandonó. Apreció el famoso corralito, el dólar aumentó y nos castigaron con un aumento del 300 % donde se nos hizo imposible pagar. Agotamos todos los recursos, golpeamos varias puertas desde nuestro Intendente, que nunca nos atendió, hasta llegar a la Nación.
Nos enfrentamos a muerte ahorristas con deudores, nos desangramos como país, como Nación, como familia. Este conflicto lo generó el Estado, avalando un “Fallo Jurídico”. Dejan familias en la calle por dinero, luego te ofrecen un “plan trabajar”.
Somos en la actualidad ¡Víctimas de una Ley!
¿Todo vale? La usura está bien vista y ser pobre no está bien aparentemente, si tenís dinero sos honorable y respetado, no importa como te enriqueces, todo es LÍCITO Y TODO VALE para ellos.
Hoy pese a que hay una LEY PROVINCIAL para suspender los remates el día 3 de diciembre del corriente año, nuestra vivienda va a ser rematada. Seis personas nos quedamos en la calle. Nos arriesgamos para crecer sin perder nuestros valores. Quizás otras opciones me hubiesen permitido conservar la casa de nuestros hijos. Pero aún no se pudo hacer nada. Por eso, quiero que sepan que:
LO MATERIAL SE PIERDE, LA DIGNIDAD DE GENTE HUMILDE Y TRABAJADORA, QUE CRÍA A SUS HIJOS CON VALORES Y HONESTIDAD.
Somos creyentes pese que queda poco creemos en una solución.
Mi hijo mayor sufre una enfermedad mental severa, tenemos tres hijos menores y vivimos en San Miguel desde hace 22 años en dicha casa.

Fuente: zonanortediario.com.ar

loading...