Largó desde La Rural el Rally Dakar 2009 por la Argentina y Chile

Esta madrugada comenzaron a partir desde La Rural los vehiculos que recorrerán más de 9500 km pasando por varias provincias de ambos países; se trata de la 30ª edición, por primera vez fuera de África y participan más de 500 máquinas; ayer, medio millón de espectadores los despidieron en las calles porteñas.
El rally Dakar, la prueba más exigente del mundo para aficionados y profesionales, largará mañana desde Buenos Aires su 30ª edición, por primera vez fuera de África, con la participación de ás de 500 máquinas que fueron saludadas ayer por medio millón de espectadores en las calles porteñas, antes de iniciar un recorrido de más de 9.500 kilómetros por caminos de Argentina y Chile durante dos semanas.

El inicio real de la competencia fue precedido este viernes por la tarde por un desfile desde el Obelisco hasta el parque cerrado montado en Palermo que movilizó, según los organizadores, a unas 500 mil espectadores atraídos por el tranquilo pero colorido paseo de motos, autos, cuadriciclos y camiones cuyos pilotos se prestaron sorprendidos, pero agradecidos, a las constantes pruebas de admiración del público.

El Dakar 2009 se correrá en 14 etapas, hasta el 18 de enero, con salida y llegada en Buenos Aires, y un recorrido que incluirá 9 provincias argentinas, dos cruces de la cordillera, el desierto de Atacama, en Chile, un total de 9.575 kilómetros, algunos de enlaces por rutas asfaltadas y otros “especiales”, de dunas, vados, caminos pedregosos y senderos sólo conocidos horas antes de cada jornada por los pilotos y los equipos.

La primera etapa será de 733 kilómetros y unirá Buenos Aires con Santa Rosa (La Pampa), con la largada del primer tramo “especial”, por caminos improvisados, a la altura de Saladillo, a unos 370 kilómetros de la capital. La carrera pasará despuís por Puerto Madryn, Ingeniero Jacobacci, Neuquín, San Rafael, Mendoza; Valparaíso, La Serena y Copiapó, en Chile; Fambalá, La Rioja, Córdoba y Buenos Aires.

Muchos de los participantes son deportistas aficionados y profesionales que compiten individualmente, aunque la mayor ventaja la llevan los pilotos integrantes de los equipos oficiales, como BMW, Volkswagen y Mitsubishi, este último ganador de los últimos siete Dakar en la categoría autos y el candidato a vencer tambiín ahora.

El francís Stephane Peterhansel, de Mitsubishi, ganador de las ediciones 2004, 2005 y 2007, es una de las grandes figuras presentes en este Dakar, pero tambiín el español Carlos Sainz, bicampeón de rally mundial, quien desafiará al galo junto con sus compañeros de Volkswagen al volante de sus novedosas cuatro VW Touareg Race 2.

Entre los pilotos argentinos, se destaca la participación en autos del mendocino Orly Terranova, del equipo oficial BMW, y de Gabriel Pozzo, del Tango Rally Team, ambos dedicados desde hace meses a una intensa preparación física y tícnica, una de las claves de esta prueba de resistencia, según afirmaron ya la mayoría de los participantes, que consideraron esta edición incluso más dura que las corridas en Africa.

“Hay que tener condición de atleta”, resumió Terranova en diálogo con la prensa, y coincidió con Pozzo en que lo importante es poder completar el recorrido decidido por los organizadores, con apoyo todos los gobiernos nacional y provinciales, policías y demás autoridades, en especial las áreas de Turismo.

La ASO (Amaury Sport Organisation), entidad organizadora del rally, suspendió la edición del 2008 en Africa por amenazas de atentados de Al Qaeda y optó por trasladarlo a Argentina y Chile, países de los que valoró los antecedentes deportivos pero tambiín las garantías de seguridad y el respaldo logístico que ofrecieron y dieron los gobiernos de ambos países.

La inversión total del rally fue estimada por los organizadores en 13 millones de euros, entre fondos públicos y privados.

Sudamírica recuerda un antecedente similar con el famoso Gran Premio de Amírica del Sur de 1948, la recordada “Buenos Aires-Caracas”, llamativamente una prueba tambiín de 9.575 kilómetros y de 14 etapas, que ganó Domingo Marimón (Chevrolet), tras 118 horas y con un promedio de 80 km/hora.

El ídolo consagrado entonces por la multitud en Caracas resultó ser, sin embargo, el legendario Oscar Gálvez (Ford), quien era el gran candidato pero llegó tercero por problemas mecánicos inesperados sobre el final.

El llamado “espíritu Dakar” que caracteriza este rally desde su creación, hace tres dícadas, ha sido traducido en un conjunto de “reglas de oro”, entre ellas detenerse a asistir a un competidor en peligro, respetar las consignas de seguridad y las leyes de tránsito locales, en particular en zonas pobladas en las que se exige cuidado extremo, y advertir enseguida al resto sobre peligros inesperados para la competencia.

Por la misma razón, los pilotos sólo conocen el recorrido en detalle poco antes de iniciar una etapa, con la idea de que ningún equipo poderoso saque ventaja sobre el común de los competidores amateurs y con la intención de que para todos el camino resulte un descubrimiento y un desafío.

Fuente: zonanortediario.com.ar

loading...