El Gobierno bonaerense informó que no detectó facturaciones o pagos irregulares

El Gobierno bonaerense informó a la Justicia que no detectó "facturaciones, contrataciones, obras, pagos u otras irregularidades a favor de terceros", al responder a requerimientos en el marco de la investigación sobre la gestión de Daniel Scioli, según reveló el portal La Tecla.El fiscal Alvaro Garganta envió requerimientos a los actuales funcionarios bonaerenses para saber si habían detectado irregularidades de la gestión anterior vinculadas a una denuncia de la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió.

El secretario general de la gobernación, Fabián Perechodnik, señaló en una nota del 21 de julio pasado que que "del análisis de las constancias disponibles en las dependencias a mi cargo no surgen, prima facie, facturaciones, contrataciones, obras o pagos por montos que pudieran resultar desproporcionados a favor de terceros".

Según se publicó, el funcionario agregó que "la Secretaría General del Gobierno de la provincia y todas las dependencias a su cargo concurrirán por los canales correspondientes a formular las denuncias pertinentes en caso de detectar la ‘posible comisión de ilícitos en perjuicio de la administración pública que pudieran resultar del accionar de sus agentes o de quienes desempeñen o desempeñaron funciones administrativas sea de modo habitual o eventual".

En tanto, el director de Asuntos Tínicos del Ministerio de Infraestructura provincial, Pablo Loiacono, señaló: "Por el presente cumplo en informar que no se han observado en el ámbito de este ministerio facturaciones, contrataciones, obras, pagos u otras irregularidades que en principio pudiesen, a simple vista, aparecer como llamativas, desproporcionadas y/o administrativamente irregulares del Estado a favor de terceros".

Ayer, la diputada nacional y líder de la Coalición Cívica-ARI, Elisa Carrió, amplió su denuncia contra el exgobernador de Buenos Aires Daniel Scioli por el supuesto delito de lavado de dinero, a partir de presuntos desmanejos de los recursos del Estado provincial, y reclamó la indagatoria de Leonardo Fariña.

Carrió se presentó en la Justicia para ratificar la denuncia y presentó nuevos datos ante el fiscal de La Plata Álvaro Garganta, quien tiene a cargo la investigación contra Scioli y varios integrantes de su Gobierno.

En la acusación inicial, la legisladora había advertido sobre irregularidades en el manejo de los recursos públicos de la provincia a travís de supuestas "cajas negras" del Estado.

Ahora, Carrió le pidió al fiscal que cite a declarar a Fariña a partir de las "declaraciones que se conocieron en los medios de comunicación referidos a Guillermo Scarcella", el expresidente de la empresa Aguas Bonaerense, a quien el financista señaló como partícipe de maniobras de lavado de dinero en la causa que involucra a Lázaro Báez.

Fuente: zonanortediario.com.ar