Daniel Burke: “Si no comenzamos a trabajar con el expediente digital va a ser muy difícil”

En diálogo con Zona Norte Diario Online, el presidente de la Caja de Abogados de la provincia de Buenos Aires, Daniel Burke, detalló la situación para la profesión en esta etapa de la pandemia y los desafíos que vienen frente a la nueva normalidad.

– De a poco la justicia vuelve a ponerse en marcha, ¿cómo se está planificando ese regreso?

La verdad, por ahora estamos esperando que comience, en la provincia de Buenos Aires estamos actuando vía Token, por Internet, revisando escritos, haciendo algunos trámites, pudiendo hacer notificaciones de juicios que ya tenemos empezados, también podemos empezar demandas que no requieran mediación previa.

– ¿En el interior de la provincia está un poco más activa la profesión?

Por lo pronto los juzgados no trabajan presencialmente en ninguna jurisdicción de la provincia, con lo cual eso hace que la lentitud lleve a la falta de presencia en audiencias, en presentación de documentación, etc. Algunos juzgados han empezado a abrir, juzgados de paz, sobre todo. Algún juzgado laboral en Bragado, otro de paz en Tres Arroyos, pero todavía son muy escuetos. Estamos dando un primer paso, en las zonas que están en fase 5, pero hasta que no se ponga en funcionamiento está un poco difícil.

En el conurbano se puede ir al estudio, atender algunas personas, pero en tribunales es todo remoto y al no haber mediaciones hay muchos juicios que no se pueden iniciar.

– Las mediaciones son de lo más complejo porque implica un encuentro cara a cara ¿no?

El tema de las mediaciones es más complicado. El Colegio de la provincia de Buenos Aires (ColProBA) tiene su propuesta mediante una plataforma de video, pero hasta que la Corte tome acción directa sobre esto, va a haber muchos rubros que van a seguir parados. Yo creo que la justicia de la provincia de Buenos Aires hace más de tres años que se está preparando a full para tener expedientes digitales y trabajar de forma remota, creo que es el momento de ver si estos años sirvieron para modernizar la justicia y avanzar más rápidamente.

– ¿Cómo hace un abogado entonces, para poder trabajar y cobrar por su trabajo en este momento?

Imagínese, por una cuestión de la pandemia, no se pueden realizar ejecuciones, que es donde uno puede cobrar, así que si bien algunas situaciones se van acomodando un poco, en algunas otras el panorama no es bueno si no nos adaptamos y nos modernizamos con el expediente digital.

– Por ahora hay una tregua en el ámbito laboral, con la suspensión de los despidos dictaminada por el Ejecutivo, ¿qué va a pasar cuando esto termine? ¿Va a dar abasto la justicia?

Como decía anteriormente, si no nos modernizamos y no comenzamos a trabajar con el expediente digital va a ser muy difícil. Eso va a agilizar un poco la justicia, sino lógicamente, llevamos cuatro meses parados y no veo que se vaya a agilizar y mejorar mucho. Para quienes trabajamos en San Isidro, que sólo hay seis juzgados, pese a que hagan muchos esfuerzos, no se van a poder llevar los juicios al día. Ya era difícil antes de la pandemia.

Hay que asignarle los recursos y la tecnología para poder cumplir en tiempo y forma, cuando la justicia llega tarde, no es justicia.

– Ante esta reapertura, ¿en la Caja de Abogacía de la provincia de Buenos Aires, las delegaciones están funcionando con normalidad?

Las delegaciones del interior donde se empieza a normalizar, ya están abiertas a pleno, y algunas delegaciones del conurbano y CABA empiezan a abrir para asistir al abogado que tiene la posibilidad de ir a su estudio, ya que está autorizado según cada municipio. Obviamente cumpliendo todos los protocolos.

– ¿Cómo va a ser la modalidad de atención al afiliado?

Nosotros vamos a trabajar con dos o tres equipos, depende de la cantidad de empleados en cada delegación, alternativamente, para que vayan distintos días. Trataremos de que asista la menor cantidad de gente, pero sí tener el servicio al día, sobre todo teniendo en cuenta que también tenemos nuestro sistema de salud y hay muchas personas que requieren algún servicio, recetas, autorizaciones y todo lo que conlleva el sistema asistencial.

– ¿También están trabajando digitalmente?

Está todo preparado para trabajar en forma virtual, sabemos que hay algunas personas a las que les cuesta un poco más pero está todo aceitado para trabajar de forma remota y que nadie tenga problemas.

Nosotros estamos trabajando con todos los recaudos posibles, no queremos generar una situación de zozobra para nadie, trataremos de estar en esta “nueva normalidad”, sabiendo que hasta que no haya una vacuna no hay normalidad posible.

La caja va a estar al servicio del colega tanto remotamente como presencialmente en los lugares que se pueda.

Fuente: (Cristian Salles para www.zonanortediario.com.ar)