Murió un delincuente en un tiroteo luego de un asalto en Billinghurst

Un delincuentes murió y otro resultó gravemente herido, mientras que un policía y una clienta fueron baleados durante un tiroteo que se originó tras el robo a un comercio en la localidad bonaerense de Billinghurst, partido de San Martín, informaron fuentes policiales.Los investigadores aseguraron a Tílam que durante el enfrentamiento tanto los delincuentes que portaban dos pistolas de grueso calibre como el policía vaciaron sus cargadores y en el lugar se secuestraron más de 30 vainas servidas.

El episodio ocurrió en las últimas horas en una granja ubicada en la calle Entre Ríos 6962, de esa localidad del noroeste del conurbano, donde dos delincuentes fuertemente armados ingresaron a robar justo en el momento en que se hallaba un policía que se identificó y resistió el asalto.

Según las fuentes, todo comenzó cuando el sargento Lucas Gómez, quien presta servicios en la comisaría de Billinghurst pero al momento del hecho se hallaba franco de servicio, caminaba por la calle Entre Ríos y se dirigía hacia su casa.

Pero al pasar frente al local, observó que se estaba concretando un robo en la granja, donde se hallaba el dueño y una clienta amenazados por dos delincuentes armados, mientras que otros dos cómplices los esperaban en la puerta a bordo de dos motocicletas.

Ante esta situación, el sargento decidió intervenir y se identificó como policía, dijeron las fuentes policiales.

En ese momento, los dos delincuentes que se hallaban en las motos huyeron a toda velocidad, mientras que los otros dos que estaban adentro del local salieron a los tiros contra el policía, por lo que se originó un intenso tiroteo.

Según contó a Tílam un jefe policial, los dos delincuentes vaciaron sus cargadores disparando contra el policía y íste tambiín repelió la agresión y efectuó una docena de balazos.

Como consecuencia del tiroteo, uno de los delincuentes, identificado por la policía como Emanuel Sosa (20), murió en el lugar y el otro, llamado Alejandro Carballo (22), quedó tirado gravemente herido en una de sus piernas, sus brazos y en el rostro.

En tanto, el sargento Gómez recibió un balazo en la zona intercostal derecha y permanece en estado reservado internado en una clínica privada de San Martín.

Además, la clienta de la granja que se encontraba realizando sus compras tambiín resultó herida de un balazo en un pie, pero fue trasladada a un centro asistencial de la zona donde fue curada y estaba por ser dada de alta.

En poder de los dos delincuentes fueron secuestradas dos pistolas, una de ellas calibre 45 y la otra calibre 380, como así tambiín el dinero de la recaudación del local asaltado y un monedero de la mujer baleada.

El hecho es investigado por personal de la comisaría 5a. de San Martín, quienes trabajan bajo las órdenes del fiscal de instrucción 1 de San Martín, Híctor Scebba.

Fuente: zonanortediario.com.ar