Vuelve a ser crítica la situación en Luján con la crecida del río

Luego de la intensa tormenta y sudestada que azotó a la zona, la situación en el partido de Luján volvió hoy a ser muy crítica por la crecida del río, mientras más de 350 personas permanecían evacuadas y eran alrededor de 1400 las familias afectadas.A las 18:00, la altura del río Luján ya había llegado a los 4,84 metros, tras haber crecido en forma constante durante todo el día.

En el comienzo de la jornada, la altura del río a las 7:00 fue de 3,95, una hora más tarde ya había superado los cuatro metros, con una tendencia creciente, y en el registro dado a conocer despuís de las 16:00 llegó a los 4,71 metros.

El pasado jueves, el río llegó a los 5,32 metros de altura como pico máximo y superó la histórica marca de 2012.

En noviembre de 2012, la crecida del río llegó a los 5,10 y la inundación que se produjo asoló a la ciudad.

Este lunes, vecinos y organizaciones sociales se manifestaron frente al palacio municipal y entregaron un petitorio a las autoridades locales.

Entre los reclamos estuvo el pedido de que se declare el estado de emergencia social, sanitaria y ambiental, asistencia alimentaria, de agua, elementos de limpieza y ropa para los centros de evacuados.

Además, solicitaron que se provean calzado, colchón y elementos de cama para las familias afectadas.

Tambiín pidieron por la creación de una comisión investigadora que involucre a la Universidad, el municipio, a la provincia y a los vecinos con el objetivo de identificar alteraciones ilegales en la cuenca del Río Luján sancionarlas.

Otros pedidos hacían referencia a la realización de obras de infraestructura que permitan poner en condición las escuelas afectadas por la inundación.

Asimismo, reclamaron por un aumento de cupos de los comedores de los establecimientos que se encuentran en las zonas afectadas por la inundación.

Por su parte, Javier Sosa, coordinador de Protección y Defensa a la Comunidad (Prodecom) del municipio de Luján, calificó a la situación de "desastrosa".

"Tenemos muchos problemas en distintos barrios de la ciudad, tenemos lluvias muy persistentes", indicó.

Un paisaje desolador se observaba en la ciudad con calles inundadas y el agua dentro de las viviendas.

La terminal de ómnibus tuvo que ser cerrada este lunes y fueron trasladadas las paradas.

Fuente: zonanortediario.com.ar