Denunció un falso robo y se gastó todo en el bingo en San Fernando

Una joven dijo que la habían golpeado y llevado a un cajero, donde la habían obligado a retirar plata; las cámaras del banco y del salón de juegos revelaron luego la verdad del hecho, se había gastado todo el sueldo de su marido en el Bingo.
Una joven de 22 años denunció haber sido robada y golpeada salvajemente, pero luego se comprobó que gastó el dinero en el bingo.

La chica llegó a la comisaría de San Fernando con golpes en el rostro y cortes en las manos. Ante los policías dijo que la habían secuestrado y obligado a retirar dinero del cajero automático. Hasta llegó a elaborar los identikits de sus supuestos captores. El plan parecía perfecto, salvo que no tuvo en cuenta un detalle: las cámaras del banco desmentían su versión.

Con la plata, se fue al bingo. Allí, las cámaras terminaron de derribar su coartada. La registraron gastándose la supuesta plata robada –el sueldo de su marido- en las máquinas tragamonedas. Una vez descubierta, ante detectives de la Subdelegación de Investigaciones de Tigre, lograron que mujer se quebrara en un interrogatorio y confesara la verdad: "Mentí porque tengo un problema con el juego".

Fuente: zonanortediario.com.ar