San Isidro aprobó una ampliación de 415 millones para su presupuesto

En sesión extraordinaria el Honorable Concejo Deliberante de San Isidro aprobó esta tarde por catorce votos a favor y diez en contra una ampliación del presupuesto 2014 de 415 millones de pesos, un 24,5% de incremento del original; desde el possismo Pablo Fontanet enfatizó que “en una Argentina con 40% de inflación, devaluación de la moneda y serias dificultades económicas esta ampliación está dentro de la lógica”; Marcos Hilding Ohlsson de Con Vocación por San Isidro por su parte destacó que “todos los años calculan un presupuesto menor al real, es una estrategia para tener más fondos y gastar en lo que quieran”; los bloques de oposición se pronunciaron en contra a excepción de FAP-UNEN, con tres de sus cuatro concejales acompañando al oficialismo menos Elizabeth Aguirre de Libres del Sur que votó en contra. Al recinto se llegó con dos despachos uno de mayoría y otro de minoría. Respecto del primer despacho de mayoría aprobando una ampliación del presupuesto 2014 el edil del possismo Pablo Fontanet explicó que “la ampliación es de 415 millones de pesos es decir un 24,5% de incremento al presupuesto originario".

Por otro lado dejó en claro que “San Isidro recibió en el año más de 400 millones de ingresos de lo que había previsto originalmente” al tiempo que señaló que 26% de esta ampliación está destinado a gastos en personal y ponderó “la ayuda que presta el municipio a los sectores más vulnerables de la sociedad”.

Por último enfatizó que ““en una Argentina con 40% de inflación, devaluación de la moneda y serias dificultades económicas esta ampliación está dentro de la lógica”.

Marcos Hilding Ohlsson de Con Vocación por San Isidro defendió en dictamen de minoría rechazando la ampliación y argumentó que “todos los años calculan un presupuesto menor al real, es una estrategia para tener más fondos y gastar en lo que quieran sin respetar el presupuesto”.

A su vez manifestó que los números de la ampliación “están muy lejos de la realidad” y pidió “metas e indicadores reales”. Finalmente dejó en claro que la ampliación “es un cheque para gastos discrecionales”.

Federico Gelay del Frente Renovador sostuvo que “no me alegra la falta de planificación, esto genera un grado de discrecionalidad muy importante”. Asimismo criticó que la partida destinada a obras públicas quede en el último lugar con un 9,5% y que la de salud sea más baja que la destinada a espacio público.

Marcela Durrieu del Frente Renovador pidió explicar “en quí se destina el gasto” y enfatizó que “no podemos firmarle un cheque en blanco al Intendente”. Por otro lado se refirió a los gastos relacionados a la nueva campaña publicitaria del municipio que incluyó el cambio de escudo señalando que “eso es propaganda política no una marca de ciudad” al tiempo que se pregunto: “¿le estamos financiando con la ampliación del presupuesto la campaña a Gobernador del Intendente?”.

Desde el Frente para la Victoria Leandro Martin criticó la delegación de facultades al ejecutivo y destacó que el presupuesto está cerrado a los vecinos. En referencia a la ampliación marcó que “casi el 64% es por ajuste de la tasa de ABL y Seguridad e Higiene que tuvieron aumentos importantes. Hubo un 56% de aumento de ABL duplicando la inflación del Índice de Precios al Consumidor que mide no el Indec sino el Congreso”.

Por último agregó que “los sanisidrenses pagamos todo este desbarajuste y no recibimos buenos servicios”.

Durante sus alocuciones tambiín criticaron la ampliación los concejales Ester Fandiño y Manuel Abella Nazar.

Quienes les contestaron en el oficialismo fueron Andrís Rolón y nuevamente Pablo Fontanet. Rolón dejó en claro que “este presupuesto tiene planificación y es eficiente. La política necesita coherencia por eso confiamos ciegamente en el presupuesto municipal y avalamos esta ampliación. Fontanet por su parte finalizó con una pregunta retórica dirigida a la oposición : “¿ Si rechazamos esta ampliación le devolvemos la plata a los contribuyentes que pagaron sus tasas?”.

La votación culminó con 14 votos a favor: el oficialismo más los concejales Carlos Juncos (UCR) Florencia Longo (GEN) y Fernando Pose (Socialismo) contra diez en contra de: Hilding Ohlsson y Abella Nazar (Con Vocación) Martin, Brest, Bringas y Girassolli (PJ-Frente para la Victoria), Gelay, Durrieu (Frente Renovador) Aguirre (Libres del Sur) y Fandiño.

Por último se aprobó con el mismo resultado la ordenanza preparatoria Fiscal e Impositiva que se debatirá en sesión de Mayores Contribuyentes el 17 de diciembre.

Fuente: zonanortediario.com.ar