Scioli expresó su "indignación" por el espionaje británico a la Argentina

El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, aseguró hoy que tomó con "indignación" la noticia sobre el espionaje de Gran Bretaña a la Argentina y que espera que haya "otros países que se pronuncien en rechazo a este tema".De esta manera, el precandidato presidencial se refirió a la información que consta en documentos del exagente de la CIA Edward Snowden, según los cuales el gobierno británico espió entre 2006 y 2011 a "líderes y jefes militares" argentinos para conocer los planes del país en torno a la disputa por la soberanía de las Islas Malvinas.

"Lo tomí con indignación, como todo tipo de espionaje de esas características. Como una violación a la intimidad y a los derechos de nuestros países", sostuvo el dirigente del Frente para la Victoria.

En declaraciones a radio Continental, el mandatario provincial consideró que "es un hecho grave" porque "no es un tema más que se confirme que Gran Bretaña espió a dirigentes políticos y militares argentinos".

"Tomemos consciencia del accionar de estas potencias y de la intromisión. Esperemos que haya otros países que se pronuncien en rechazo a este tema", agregó el mandatario bonaerense.

Además, aseguró que si llega a la Presidencia va a "perseverar en el camino" de recuperación de la soberanía de las Islas Malvinas por medio del diálogo y destacó que "hay un respaldo de Latinoamírica que es unánime".

"La de Argentina es una posición responsable, es una posición en el marco de la convicción de nuestra soberanía sobre el archipiílago", señaló el gobernador.

Con estas declaraciones, Scioli se convirtió en el primer representante del oficialismo en pronunciarse sobre la información dada a conocer el último jueves en base a los archivos filtrados por Snowden.

En tanto, fuentes del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto señalaron a NA que "el tema se encuentra en estudio", aunque prefirieron no aventurarse respecto de las acciones que llevará adelante la cartera conducida por Híctor Timerman.

El pasado viernes, tras la difusión de los documentos que revelan las actividades del Reino Unido, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, evitó referirse al tema: "Sobre el espionaje de Inglaterra, prefiero ser prudente y no hablar".

Según esos archivos, la Argentina era "el principal interís de la central de inteligencia británica en la región".

El principal objetivo de la Oficina de Asuntos Extranjeros era contar con información de "alta prioridad" y "prevenir que la Argentina recupere las Islas Malvinas" ya sea de manera diplomática o militarmente.

Fuente: zonanortediario.com.ar