Volvió la Aplanadora del Rock

Divididos volvió a los escenarios demostrando en vivo que siguen siendo de lo mejor del rock nacional; a continuacón una crónica del concierto que dieron el pasado viernes 29 de agosto en el Teatro de Flores ¿Quiín dijo que el rock está muerto?.

DIVIDIDOS EN VIVO/ EL TEATRO FLORES/ VIERNES 29 DE AGOSTO DE 2008

¿QUIEN DIJO QUE EL ROCK HA MUERTO?

Este último viernes de agosto el porteño barrio de Flores fue testigo por segundo día consecutivo de la presentación de Divididos, quiín una vez más revalidó su título de aplanadora del rock ante un boliche colmado en su totalidad.
A las 20:55hs salieron a escena y Ricardo Mollo (Voz y guitarra) alertó al público sobre la presencia de invitados no deseados, o mejor dicho amigos de lo ajeno, razón por la cual aconsejó a fanáticos cuidar sus pertenencias. Como para callar ciertas opiniones sobre la ausencia de nuevo material discográfico en las bateas (Su último cd de estudio es ‘Vengo del placard de otro de 2002) el power trio que completan Diego Arnedo en bajo y Catriel Ciavarella en batería despuntó el vicio abriendo el concierto con tres nuevas canciones que consiguieron aprobación instantánea. La lista conocida arrancó con ‘Casi estatua’ y siguió con ‘Un alegre en este infierno’ y ‘Tanto anteojo’. Una gran versión de ‘Cristofolo cacarnú’, que permitió ver el lucimiento y virtuosismo de sus tres integrantes generó aún mas entusiasmo, y cerraron la primera parte a todo trapo con ‘Tomando mate en la paz’ (Con algunos arreglos) y ‘Salir a asustar’.
Despuís de un brevísimo parate volvieron a escena para interpretar en formato acústico ‘Vengo del placard de otro’, ‘Pepe lui’ y ‘Par mil’; Pero el rock en estado puro fue elevado al máximo potencial con dos covers, el primero fue ‘El arriero’ de Atahualpa Yupanqui y el segundo ‘Voodoo Child’ de Jimi Hendrix donde Mollo tocó con una especie de caño otorgado por alguien del público y con una zapatilla como ya es costumbre.
Si cualquier persona hubiera llegado tarde a esta altura del concierto igualmente iba a recibir una descarga musical que lo dejaría más que satisfecho; O acaso alguien puede resistirse a clásicos inoxidables como ‘Sábado’, ‘Paisano de Hurlingham’ o ‘Basta fuerte’?. Para ‘El 38’ la voz líder invitó a dos hermanitos que estaban en medio del público a subir al escenario, fue así que el menor se ubicó en la batería de Catriel y el mayor de no mas de 15 años agarró la guitarra para despacharse a gusto recibiendo una gran ovación de los presentes que al grito de ‘…Vamos vamos los pibes’ los despidió.
Pero si aún algunos no habían logrado un verdadero climax adrenalínico y emocional despuís de escuchar seguidas ‘Rasputín’, ‘Paraguay’, ‘Cielito lindo’ y ‘Ala delta’ lograrían entrar en combustión y dar rienda suelta a la felicidad. Como en cada show de la aplanadora, Sumo se hace presente para la parte de los bises, esta vez la canción elegida para homenajear a la mítica banda fue ‘Nextweek’, tocada a pedido de su gente segundos despuís de que le dieran a Mollo una cajita de leche chocolatada mas conocida como Nesquik; Pero una vez más los cantitos a favor de Luca y en contra de Cerati se dieron cita, cosa que molestó mucho a la voz cantante, quiín pidió calma y reprochó esta actitud de sus seguidores. Superada esta situación se despidieron finalmente despuís de 2 horas y media de concierto con ‘Sucio y desprolijo’ de Pappo, tema que ya incorporaron como propio en cada show.
A pesar de los reproches, con o sin argumentos, que se le puedan hacer por la falta de nuevo material discográfico, a la hora del vivo Divididos le saca un cuerpo de ventaja al resto y esto es en definitiva lo que hace que una banda de categoría perdure en el tiempo y haga que nos preguntemos ¿Quiín dijo que el rock ha muerto?.

NORBERTO ESPOSITO
ESPECIAL PARA www.zonanortediario.com.ar
CONTACTO: nd_esposito@hotmail.com

Fuente: zonanortediario.com.ar