Proyectan modificar el Código de Ordenamiento Urbano de San Isidro

En su dícimo quinta sesión ordinaria, el Concejo Deliberante de San Isidro, ingresó para su aprobación un proyecto para modificar el Código de Ordenamiento Urbano , atendiendo al crecimiento y a los cambios que se están produciendo en el Partido.
Las modificaciones propuestas, de naturaleza tícnica, tienen que ver con los usos de los suelos, ocupación, fondo libre y pulmón de manzana; disposiciones generales relativas a la altura de los edificios y la instalaciones; superficies y condiciones mínimas para unidades de viviendas y otros usos; protección urbano ambiental de grandes predios; tratamiento particular; estacionamiento; calles a ensanchar (Haití, Frers y Cangallo) y facilidades para el ahorro de energía; delimitación de zonas y áreas; radios que integran la zonificación del Partido y cuadro de usos.

En la exposición de motivos se señala que debido al crecimiento y los cambios, el Código “requiere de periódicas revisiones y adecuaciones para compatibilizarlo con las nuevas exigencias de la población, con las modificaciones urbanas producidas por la realización de nuevas obras públicas, con los cambios tecnológicos, con la adecuación a las nuevas visiones y normativas ambientales, sin descuidar el control de los posibles desajustes urbanos”.

Dice que esta situación “tal como el plan encarado para la renovación del centro comercial de la ciudad de Boulogne, y consecuentemente la extensión de redes de infraestructura, implica la revisión de las cuestiones relacionadas con las normativas de aplicación sin desmedro de la calidad de vida de los vecinos, promoviendo cambios en la legislación urbanística que contribuyan a obtener una revitalización de la zona”.

“Resulta por lo tanto necesario –añade- incorporar nuevos parámetros para promover la unificación parcelaria y la construcción de edificios multifamiliares en algunas zonas de la mencionada ciudad que cuente con servicio de cloacas, sin desvirtuar los principios básicos del Ordenamiento urbano de San Isidro”.

Las modificaciones incorporan la previsión del ensanche futuro para algunas arterias como Cangallo, Frers y Haití, en respaldo al crecimiento de ese sector de Martínez y, en el caso de la calle 25 de Mayo, se suprime la exigencia del ensanche y se incorpora un tratamiento especial tendiente a rescatar los valores patrimoniales y ambientales de dicha arteria que sirve de borde al Casco Histórico de San Isidro.

Finalmente se estima indispensable aclarar conceptos sobre la densidad poblacional, efectuar mayores aclaraciones sobre estacionamiento vehicular, ocupación de retiros de frente en zonas industriales, teniendo en cuenta el contexto total del Código; considerar tratamiento especial para predios en barranca; altura de fachadas; entre otras aclaraciones y ampliaciones de conceptos.

Fuente: zonanortediario.com.ar