Analizan experiencia en Singapur

Los máximos referentes del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), se reunieron con las autoridades ambientales de Singapur; los enviados de la Provincia encontraron varias similitudes entre los problemas de las áreas metropolitanas de Buenos Aires y Singapur.
Los máximos referentes del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), se reunieron con las autoridades ambientales de Singapur para conocer la experiencia de ese país que ha logrado mejorar la gestión integral de residuos con planes para Reducir, Reutilizar y Reciclar.

La charla se desarrolló en el marco del encuentro mundial de la Asociación Internacional de Residuos Sólidos (ISWA) que desarrolla en esa ciudad asiática su encuentro mundial para el calendario 2008.

De la reunión fueron parte Ana Corbi, titular del OPDS, Lee Yuen Hee, CEO de la National Environment Agency (NEA) de Singapur, Nicolás Scioli, Coordinador Ejecutivo del OPDS, Joseph Hui Kim Sung, Director General de la división de protección ambiental, el Director de Conservación de Recursos, Seng Eng, el Gerente General del Relleno Sanitario de Inertes Semakau y Ricardo Rollandi de la Asociación para el Estudio de los Residuos Sólidos de Argentina (ARS).

Los funcionarios de Singapur resaltaron la importancia del trabajo que han desarrollado para el tratamiento de los residuos, que se basa "principalmente en una política continua de campañas de educación y concientización en materia de Reducir, Reutilizar y Reciclar (3R), y aseguraron que el Programa Generación 3R impulsado por el Gobernador Scioli está claramente en línea con el trabajo que desde hace años despliegan en ese país para solucionar el problema de los residuos".

Conocer la experiencia de Singapur "es muy importante, ya que está dentro del ranking de las 50 ciudades del mundo con mejor calidad de vida para sus habitantes junto a Zúrich, Viena, Hamburgo, Montreal y San Francisco", destacaron.

El CEO de la Agencia Nacional Ambiental contó que la mitad de los residuos de Singapur "provienen de industrias y comercios y que el Estado no otorga ningún tipo de subsidio para la disposición final. Así las empresas se esfuerzan por reciclar y recuperar al máximo sus residuos a fin de reducir los costos de disposición".

En la charla contaron que diariamente se generan cerca de 15.000 toneladas de residuos de las cuales 8.320 se reciclan y 6.500 se incineran en 4 plantas que transforman los residuos en energía elíctrica, aportando 3% del consumo total del país y casi 2.000 toneladas de inertes, producto de la separación, van al relleno sanitario de Semakau, una isla ubicada a unos 25 kilómetros del continente y que tiene una dimensión de 350 Hectáreas.

Los enviados de la Provincia encontraron varias similitudes entre los problemas de las áreas metropolitanas de Buenos Aires y Singapur. La necesidad de incorporar a los cartoneros al circuito del residuo y la generación de gran cantidad de deshechos recuperables. Allí para los hogares existe, aparte de la recolección normal, un canal informal compuesto por personas que van puerta a puerta recolectando papel, ropa y viejos equipos electrónicos.

El servicio de recolección esta privatizado y las empresas son las que cobran por el servicio directamente a los vecinos. Estas empresas se esfuerzan para separar mejor sus residuos y reciclarlos ya que el costo por la incineración es muy alto y debe ser abonado por ellas al Estado.

Con la intención de reducir este costo, las empresas recolectoras, día a día intentan recuperar más y más residuos. Contaron tambiín que durante los comienzos del Plan, el Gobierno repartió bolsas de residuos a los vecinos y colocó tachos en los edificios y casas para disponer materiales que se puedan reciclar, esto fue parte de un programa que perdura actualmente llamado National Recycling Programme (NRP).

Pasaron de reciclar 15% en 2001 al 63% para 2007. Para lograr esto se dispusieron tachos para reciclaje, colocando más contenedores para que ningún vecino deba caminar más de 150 metros para llevar sus deshechos. Lee Yuen Hee conoció en la charla los detalles del Programa Generación 3R de la Provincia de Buenos Aires y aseguró que se parece mucho a los comienzos del trabajo que trazaron para Singapur y aseguró que de seguir en esa línea, la Provincia podrá alcanzar soluciones sustentables al problema de los residuos.

Más allá de todo este trabajo, los gobernantes de Singapur reconocieron que con la ayuda del Estado solamente no alcanza. Entienden que para superar el porcentaje de reciclaje hay que acompañar con planes de educación para inculcar en los más pequeños prácticas vinculadas a las 3R.

Desde 2002 trabajan en las escuelas donde colocaron tachos para recuperar papel, latas de bebidas y botellas de plástico, así con el trabajo apuntado a la educación se ha logrado generar un cambio cultural en materia ambiental que les permite mantener los estándares de reciclado tan altos.

Un capítulo aparte de la charla fue para los industriales. Allí los representantes señalaron que la política implementada para la reducción de envases de las industrias cuenta con un Plan específico donde participan cerca de 90 compañías locales. Los envases representan el 35% del total de residuos generados en el país y desde su lanzamiento, el 5 de junio de 2007, se convocó a estas empresas voluntariamente a participar del desafío de reducir sus envases.

Las compañías se benefician al reducir las materias primas bajando sus costos y la sociedad con la reducción de utilización de recursos naturales y disminución de la contaminación. Las empresas que lograron cumplir con los objetivos fueron premiadas en las primeras jornadas del Congreso de ISWA.

Fuente: zonanortediario.com.ar