El HCD de San Isidro aprobó pedido de informes sobre el nuevo escudo

El Honorable Concejo Deliberante de San Isidro aprobó en su decimoquinta sesión ordinaria un pedido de informes relacionado al nuevo logo del municipio; desde la oposición señalan que se modificó el tradicional escudo de San Isidro por otro sin consultar a los vecinos ni al Concejo en tanto que desde el possismo afirman que lo que se diseñó es una nueva marca de identidad para el distrito; “Algo tan tradicional para San Isidro como es el escudo merece otro tipo de proceso para su modificación”, señaló el edil del Frente para la Victoria Leandro Martin; desde el oficialismo Jorge Álvarez enfatizó que “entiendo que haya sectores tradicionales que añoren el pasado pero me cuesta entender que una dirigencia social, política y empresaria le tenga pánico al cambio”. Uno de los primeros proyectos en debatirse fue uno de comunicación solicitando al Ejecutivo que otorgue un bono salarial no contributivo destinado a todos los trabajadores Municipales de San Isidro.

La concejal del Frente Renovador Marcela Durrieu pidió su tratamiento sobre tablas y expresó que “los salarios municipales en particular los de San Isidro son muy bajos. Este bono es un paliativo teniendo en cuenta que la inflación se comió los acuerdos paritarios”.

Desde el oficialismo Pablo Fontanet pidió el pase a comisión destacando que “hubo un principio de acuerdo con el sindicato municipal por la bonificación”.

Carlos Bologna, aliado del oficialismo por su parte subrayó que “para hacer demagogia con los trabajadores hubieran pedido por lo menos diez lucas”. Durrieu no tardó en contestarle: “Que Bologna se guarde lo de demagogo para íl”.

El pedido de tratamiento sobre tablas obtuvo diez votos: Frente para la Victoria, Con Vocación por San Isidro, Frente Renovador, Libres del Sur y Ester Fandiño y al no reunir la mayoría el proyecto pasó a la comisión de hacienda y presupuesto.

Otro proyecto similar que produjo cruces entre oficialismo y oposición fue el presentado por el PJ-FPV para que se otorgue el salario mínimo, vital y móvil a todos los trabajadores de la municipalidad de San Isidro. La concejal Jacqueline Girassolli pidió su pronto despacho cuando sea tratado en comisión.

En lo que respecta a asuntos despachados el proyecto de mayor debate tuvo que ver con un pedido de informes relacionado al nuevo logo del municipio que se enmarca en el desarrollo y diseño de la nueva marca “San Isidro” que costó al municipio 500 mil pesos.

Manuel Abella Nazar de Con Vocación por San Isidro explicó que el proyecto “indaga acerca del enorme cambio en la comunicación del municipio. Hay un nuevo logo, nosotros entendemos que es un escudo que incluye una nueva gráfica y un nuevo diseño, por lo tanto un cambio de estas características requiere de la aprobación de este cuerpo”.

Leandro Martin del FPV en tanto subrayó que “algo tan tradicional para San Isidro como es el escudo merece otro tipo de proceso para su modificación. Se trata de un tema sensible porque toca el acervo histórico y cultural de San Isidro”.

Marcela Durrieu del Frente Renovador agregó que “el escudo tiene que ver con la identidad del pueblo de San Isidro. Negar que es un escudo es una tontería”.

Desde el oficialismo Jorge Álvarez les contestó que “entiendo que haya sectores tradicionales que añoren el pasado pero me cuesta entender que una dirigencia social, política y empresaria le tenga pánico al cambio”.

Asimismo aclaró que “la identidad marcaria no es un invento de San Isidro ni de una agencia de publicidad, parece que algunos quieren una ciudad quedada, dormida”.

Ester Fandiñó le respondió que “aceptamos la construcción y el potencial de una marca. El problema es la falta de consulta”.

Fabián Brest del PJ-FPV por su parte agregó que “el proyecto solo pregunta por el logo no por la marca ciudad; se plantea la duda respecto de la pírdida de un símbolo tradicional del distrito” al tiempo que dejó en claro que “el color azul del logo muy lejos está de implicar cambio, el que entiende de marketing sabe que es conservador”.

Por último el oficialista Andrís Rolón dejó en claro que “esto no tiene que ver con un logo sino con el diseño de la marca de identidad San Isidro”.

Luego del debate, el pedido de informes fue aprobado por unanimidad.

Fuente: zonanortediario.com.ar