InicioMUNICIPIOSVicente LópezLos concejales de Vicente López llegaron a un acuerdo por el puma

Los concejales de Vicente López llegaron a un acuerdo por el puma

El Honorable Concejo Deliberante de Vicente López aprobó por unanimidad un Proyecto de Resolución en respuesta a las denuncias sobre la existencia de un puma suelto en Olivos; los concejales solicitan al Ejecutivo que convoque al área de protección de flora y fauna de la provincia de Buenos Aires para que intervenga y coordine con el Municipio las acciones pertinentes elaborando un plan de contingencia; la sesión no estuvo exenta de cruces y declaraciones altisonantes: el Jefe de la bancada PRO Carlos Sandá señaló que “tengo dudas sobre la existencia del puma”, Carlos Gimínez del Frente Comunal criticó al oficialismo enfatizando que “el Ejecutivo Municipal no estuvo a la altura de las circunstancias, ¿Vamos a llamar a la NASA para encontrar a un puma?” el radical Ariel Marchiolo por su parte dijo que “me consta que hay vecinos armados”.Con la ausencia de los concejales Javier Carrillo y Norberto Antelo se dio inicio a la tercera sesión extraordinaria del año para tratar como tema excluyente las denuncias referidas a la existencia de un puma suelto en las calles del distrito. Por pedido de la concejal Paola Caputo se hizo un minuto de silencio para recordar a las víctimas de la tragedia ferroviaria de Once.

En primer lugar se leyó una carta de los vecinos de Olivos que vieron al puma y de otros que viven en esa zona en donde exigen una solución argumentando que en 45 días no tuvieron respuestas y que existe un Estado ausente. Asimismo piden la participación del gobierno provincial y nacional ante el temor de ser atacados por el animal que según explican fue visto en el radio de las calles Fílix de Amador, Rastreador Fournier, Sarmiento y Goyena del barrio Roche de Olivos.

La sesión comenzó con dos dictámenes uno de mayoría presentado por el PRO y otro de minoría a cargo del bloque de la UCR encabezado por Gustavo De Benedetti que a diferencia de lo expuesto por el oficialismo solicitaba al Departamento Ejecutivo la creación de una “Comisión Transitoria de Emergencia Vecinal”.

El proyecto del PRO no contemplaba la creación de esta comisión aunque si estipulaba un plan de contingencia articulando acciones conjuntamente con la dirección de flora y fauna dependiente de Dirección Provincial de Fiscalización y Uso Agropecuario de los Recursos Naturales del Ministerio de Asuntos Agrarios bonaerense.

La primera en tener la palabra fue la concejal del PRO Alicia Lencina quien como Presidenta de la comisión de Seguridad y Defensa de los Derechos Humanos explicó que la primera denuncia sobre la existencia de un puma suelto en las calles del distrito fue el doce de enero, que el treinta de ese mismo mes se hizo un relevamiento de la zona que no revistió ninguna novedad. A su vez subrayó que “se constató que en el lugar había huellas que podían ser de un puma” al tiempo que señaló que “se colocó una trampa con cebo que se cambia día por medio y se contactó a Temaiken en caso de que el animal apareciera vivo”. Por otro lado reconoció que “el municipio no está capacitado para tratar animales salvajes”.

Gustavo De Benedetti por su parte destacó que “tendría que haber un protocolo de acción rápida porque los vecinos están agotados por esta angustia que viven desde hace un tiempo”. Además propuso que “hubiera sido bueno que al primer avistaje del puma el Ejecutivo intermediara para allanar esa vivienda”.

El concejal del Frente Comunal Guillermo Ruiz pidió convocar a un vecino experto en caza de pumas con dardos tranquilizantes y recordó el antecedente de la aparición de un puma en el distrito en 1985.

El presidente del bloque oficialista Carlos Sandá afirmó que “tengo dudas sobre la existencia del puma” al tiempo que le contestó a De Benedetti: “Jorge Macri nunca va a hacer un allanamiento sin tener previa orden de un juez”. En ese sentido marcó una posición: “es el estado provincial el que se tiene que hacer cargo”

No obstante el más enojado fue el concejal del Frente Comunal Carlos Gímenez quien enfatizó que “el Ejecutivo Municipal no estuvo a la altura de las circunstancias, existe una falta total de reflejos. ¿Vamos a llamar a la NASA para encontrar a un puma? Esto no es el Mato Grosso, son tres hectáreas no podemos llamar a Tarzán”. Como solución propuso que el Municipio pague un servicio especial.

El último en tener la palabra antes de un cuarto intermedio pedido por el oficialismo fue el radical Ariel Marchiolo quien dijo: “el Gobierno provincial mira para otro lado hasta para cazar un puma. Esto es grave, me consta que hay vecinos armados”.

Tras el receso oficialismo y oposición consensuaron agregar un cuarto artículo por el cual la Comisión de Seguridad coordinaría tareas junto con los vecinos de Olivos. El proyecto de Resolución fue aprobado por unanimidad.

Fuente: www.zonanortediario.com.ar

Artículos relacionados

Últimas noticias