Detuvieron a un hombre, culpable de haber herido a una docente

El acusado de haber herido a golpes de puño y patadas en la cabeza a la vicedirectora del colegio al que concurría su hija en San Fernando, había llegado en libertad al juicio oral, pero tras ser declarado culpable por el tribunal fue detenido de inmediato.Gustavo Daniel Garay (50) había llegado al debate en libertad pero el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 5 de San Isidro adelantó el veredicto y ordenó su inmediata detención luego del alegato de la fiscalía y del abogado del particular damnificado.

Fuentes judiciales informaron que la fiscal Bibiana Santella solicitó que el hombre sea condenado a 14 años de prisión por el delito de "tentativa de homicidio agravado por violencia de gínero" en perjuicio de Cinzia Pellegrini (51), vicedirectora de la Escuela de Educación Especial N° 503 de San Fernando.

En tanto, el abogado Diego Onorati, representante de la docente, pidió a los jueces Ariel Introzzi Truglia, Marcela López Ramos y Agustín Gosn, la pena de 15 años por la misma calificación legal o, subsidiariamente, por "tentativa de homicidio simple".

En cambio, el defensor particular Carlos Paniagua, requirió al TOC 5 que el hecho sea encuadrado como "lesiones graves o gravísimas".

Dado que en sus alegatos Santella y Onorati coincidieron en pedir un adelanto de veredicto, los jueces pasaron a un cuarto intermedio y, luego de deliberar, de manera unánime lo encontraron culpable y ordenaron su detención debido a la expectativa de pena.

El tribunal dará a conocer el monto de la pena y la calificación legal el viernes 15 de julio a las 11.30 cuando lean los fundamentos de la sentencia.

El abogado Onorati, ex fiscal de San Isidro, dijo que el ahora condenado es "un hombre muy violento" y se mostró conforme con la decisión de los jueces.

Según establecieron los investigadores, en mayo de 2014, cuando su hija con capacidades especiales concurría a la escuela 504 de Tigre, el hombre amenazó a una docente con una llave inglesa porque supuestamente la niña era golpeada.

En octubre de ese año, Garay mantuvo una reunión con el gabinete tícnico de la Escuela 503, donde luego ocurrió el ataque a Pellegrini, y amenazó con matar a tiros a las tres licenciadas despuís de ir a "una villa a comprar una pistola nueve milímetros", aunque no radicaron la denuncia por "temor".

El 3 de marzo de 2015 el acusado llevó a su hija al primer día de clases en el mismo establecimiento educativo y, de acuerdo a otras madres que declararon durante el debate, cuando ella salió íl le preguntó si una maestra la había golpeado, a lo cual le respondió que "no".

Sin embargo, Garay pidió hablar con una autoridad del colegio por lo que la vicedirectora Pellegrini intentó mantener un diálogo con el padre, quien inmediatamente le dio una trompada que le fracturó el pómulo izquierdo y, al caer contra el piso, tambiín le fracturó el derecho.

Según los testimonios ventilados en el juicio, el detenido comenzó a golpearla en la cabeza con sus borceguíes con punta de acero hasta que otras maestras y porteras de la escuela pudieron rescatarla.

La docente tambiín sufrió el hundimiento del occipital izquierdo y un edema cerebral, entre otras lesiones, por lo que fue operada de urgencia por los mídicos de un hospital zonal que le hicieron un drenaje en el cráneo.

La fiscal y el abogado de la víctima coincidieron en que Garay se aprovechó que eran "todas mujeres" y perpetró el hecho mediante "violencia de gínero" con la "clara intención de matarla".

Durante la jornada de este miírcoles, en la puerta de los tribunales de San Isidro hubo una manifestación de apoyo a Pellegrini por parte del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba) y de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB) con pancartas que pedían que Garay "vaya preso".

Fuente: zonanortediario.com.ar