Intendente Posse en dificultades

En San Isidro las obras públicas están paralizadas,la falta de fondos castigaría deslealtades con la concertación kirchnerista

La preocupación de los vecinos de Boulogne, por la casi paralización de las obras del proyectado túnel bajo las vías del FFCC Belgrano se suma a inconvenientes similares que se presentan en otra localidades del partido de San Isidro. En todos los casos hay trabajos que se prolongan a lo largo de meses sin fecha cierta de finalización o la reapertura de obras que se suponían concluidas e inauguradas con la presencia de Nístor Kirchner durante los últimos tiempos de su mandato.
En tanto, el Intendente Gustavo Posse trata de evitar la foto con la Presidenta e intenta reflotar su carta del "partido vecinalista". Parece que su ambigüedad tiene por consecuencia que no lleguen los fondos necesarios para la conclusión de las muchas obras que se iniciaron en el partido con aportes nacionales y provinciales.

Denunciamos que este es el resultado de canjear obras públicas por favores políticos. Los aficionados del autódromo de La Plata dicen que en el TC Mouras el Intendente Posse no es tan rápido como cuando corrió a sumarse al Frente para la Victoria. Pero ahora que ser oficialista le queda incómodo, los vecinos de Boulogne pagan las consecuencias de sus intentos de fuga del kirchnerismo.
Ratificando nuestra actitud de liderar una oposición constructiva, nos comprometemos a acompañar institucionalmente al municipio para exigir a las autoridades nacionales y provinciales la inmediata continuidad de las obras y dar una respuesta efectiva a todos los ciudadanos de San Isidro ajenos a las aventuras políticas de Gustavo Posse.

Según informó el periódico 168 horas, el secretario de Obras Públicas de la Municipalidad de San Isidro, ingeniero Bernardo Landivar en reunión con comerciantes de Boulogne reconoció que "la dificultad para seguir avanzando en la obra está en las demoras de la administración provincial en la aprobación de adicionales", lo que afecta tambiín a varias arterias de la zona que "quedarán seriamente dañadas pues no están preparadas para semejante circulación vehícular como la que deberán absorber.
Tras el informe, los comerciantes requirieron un nuevo encuentro, está vez donde se encuentren no sólo funcionarios del Ejecutivo municipal, sino de la Dirección de Vialidad y del Ministerio de Obras Públicas de la provincia.
Su reclamo está vinculado a la necesidad de tener certezas respecto del futuro de la obra, teniendo en cuenta los inconvenientes y perjuicios que causa a la actividad comercial la demora en los trabajos. Demandaron, asimismo, mayor seguridad y limpieza en la zona de obras."

Otros casos similares
La calle Uruguay, cuya pavimentación era reciente, está en obra entre Blanco Encalada y Panamericana hace más de un año junto a la realización de un sistema aliviador de inundaciones y los trabajos se realizan con una lentitud pasmosa, sin finalización a la vista. Varias calles de la zona parecen bombardeadas producto de los desvíos del tránsito. Una situación similar se vive en la Av. Sucre que une Boulogne con Beccar. Los trabajos de reparación y ensanchamiento comenzaron hace más de 3 años con todos los inconvenientes que implica, para la circulación y para los vecinos, trabajos que no terminan nunca, sin contar a los que tienen que padecer un tránsito impropio para una calle de un barrio residencial.

Kirchner y Posse cortaron las cintas
El túnel de la calle Paraná bajo el FFCC Mitre, fue inaugurado con urgencia pre-electoral pero ahora está cerrado porque tienen que hacer un conducto de desagüe. El viaducto de la Av. Centenario en Beccar sufrió una curiosa repavimentación al poco tiempo de inaugurado y está mal mantenido.

Ante este difícil panorama, la Agrupación Ciudadana – Coalición Cívica presentó en el Concejo Deliberante un pedido de informes para que el ejecutivo municipal aporte datos concretos sobre el estado de las obras pendientes en todo el partido.

Fuente: zonanortediario.com.ar