Debate sobre cocheras y un ataque con bomba molotov contra Lencina

Se llevó a cabo la decimo segunda sesión ordinaria del Honorable Concejo Deliberante de Vicente López con varias polímicas; una discusión sobre las tasas a cobrarle a las productoras que filman en Vicente López devino en un debate político con chicanas entre el oficialismo y la oposición que culminaron con una grave denuncia del concejal del PRO Fermín Lencina; "me tiraron una bomba molotov en casa, estoy con custodia permanente, tengo miedo", enfatizó el edil; hacia el final hubo cruces por un proyecto, finalmente aprobado, para construir más cocheras de las permitidas, beneficiando a un estudio de filmación de Munro.Con la ausencia de las concejales Cristina González, Paola Caputo y Graciela Aleñá se dio comienzo a la sesión. El primer punto que generó debate fue el proyecto de ordenanza por el cual se acepta la donación efectuada por la Firma "Pol-Ka Producciones S.A" de dos monitores a favor de la Municipalidad para ser utilizados en la Dirección del Cementerio. Si bien la donación fue aprobada por uanimidad su tratamiento no estuvo exento de críticas. El primero en marcarlas fue el concejal Carlos Arena quien señaló que "estas productoras no vienen a Vicente López a filmar porque es lindo, vienen porque es un negocio". Acto seguido pidió "cobrarles una tasa por filmar y no recibir monitores como dádivas".

Quiín le contestó fue Fabián Gnoffo admitiendo que es razonable el cobro de tasas pero que "para modificar una tasa hay que convocar a una Asamblea de Mayores Contribuyentes".

No obstante aprovechó para cargar contra la oposición: "con estos proyectos al menos empiezan a reconocer que Vicente López está y tiene un alto nivel y eso se ve reflejado en su cementerio, su hospital y su costa" y recordó que pese a las críticas al proyecto costero muchos candidatos utilizaron ese lugar para tomarse fotos para la campaña.

Sus dichos desataron la polímica con respuestas varias, primero Norberto Antelo criticó el mal funcionamiento del hospital a travís de un caso particular en el que una persona no se pudo operar por la falta de anestesistas. Luego Carlos Roberto le recordó al oficialismo que "nos mandaron a la policía y la gendarmería a la costa".

La discusión fue tomando ribetes políticos y culminó con las palabras del concejal del PRO Fermín Lencina quien denunció que "me tiraron una bomba molotov en casa". Además explicó que su hija está con tratamiento sicológico y que tiene custodia permanente. "

"Hoy tengo miedo, lo que estoy viviendo no se lo deseo a nadie", subrayó.

El concejal Gustavo De Benedetti se hizo eco de esas palabras y otros concejales se solidarizaron con Lencina.

Por otro lado se aprobó el proyecto de la concejal Marta Guardo que solicita al Departamento Ejecutivo analice la factibilidad de entregar planos con la ubicación de las oficinas con atención al público en escritura Braile para personas no videntes.

El último de los puntos en generar controversia fue el que autoriza al Departamento Ejecutivo a recepcionar y registrar planos construcción a favor de la Fundación Nuestra Señora de la Merced en Munro.

El proyecto contempla una excepción para la construcción de un número de cocheras mayor al permitido por el código, en beneficio de un estudio de filmación del canal de Disney.

Carlos Roberto destacó que "no se atreven a ponerle excepción pero se está haciendo una excepción al cumplimiento del código para estacionamiento". En ese sentido agregó que " el código marca que se puede hacer una cochera cada sesenta metros, de esta manera se exceptúan 116 cocheras".

Desde el oficialismo Carlos Gimínez contestó: "me asusta la parcialidad con que se trata este tema, no quieren que en Vicente López se instale ni un kiosko".

Finalmente se pasó a votar con doce votos positivos (el oficialismo más los concejales Maenza, Mongiat y De Benedetti) contra ocho negativos.

Fuente: zonanortediario.com.ar