“Estas inundaciones son el síntoma de un Estado que no planifica nada”

El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, afirmó que las inundaciones registradas la semana pasada “son el síntoma de un Estado que no planifica nada” y remarcó que las obras de infraestructura deben ser parte de la estrategia de gestión de quienes gobiernan la Nación.Posse aclaró que ningún municipio ni provincia está exento de sufrir catástrofes climáticas, “pero está demostrado que si se hacen obras importantes en infraestructura, se mitigan sus consecuencias".

“Las autoridades nacionales tienen que tomar cartas en el asunto respecto de lo que se vive en esta amplia y populosa región del país, como es el AMBA y La Plata. No es posible que se sufra la tragedia que se vivió durante esta semana”, afirmó.

El intendente sanisidrense llamó a concertar políticas en conjunto, entre los municipios, la provincia de Buenos Aires y la Nación, ya que “en esta área vive el 40% de la población del país, por lo que no se trata del problema de algún gobernante, sino que es una problemática nacional, que trasciende cualquier identidad partidaria”.

“El problema es que en la Argentina es que algunos creen que la obra que se hace debajo de la superficie no sirve para la política, no sirve para las elecciones. Parte de la estrategia del gobernante debe ser la realización de obras de infraestructura de base porque hay que cuidar de la gente. Son obras para dejar a esta y a las siguientes generaciones”, subrayó.

En un mensaje a los gobiernos de la Nación y de la Provincia, Posse enfatizó la importancia de tratar el problema de las obras que hay que completar “en virtud de los cambios climáticos, que se cobran vidas y bienes materiales y afectivos”.

Dijo que “la obra pública es igualadora y equiparadora porque cuando falta, quienes más lo sufren son los que menos tienen”.

El intendente destacó que las obras realizadas en conjunto con la Nación impidieron una catástrofe de mayores magnitudes, como la construcción de los grandes canales aliviadores 33 Orientales, Pavón, Paraná, Monseñor Larumbe y la defensa costera en el Bajo de San Isidro.

“Nunca hay que dar por terminados los trabajos. Trabajar conjuntamente con las jurisdicciones superiores, y no dar por terminadas las tareas de contención es lo que permite que, a pesar de que ninguna ciudad del mundo está a salvo de las inundaciones, se puedan mitigar sus consecuencias catastróficas”, concluyó.

Fuente: zonanortediario.com.ar