Noya: “La rendición de cuentas está plagada de irregularidades, es extremadamente desprolija”.

El concejal del Frente de Todos en Vicente López, Joaquín Noya, dialogó con Zona Norte Diario Online sobre la rendición de cuentas 2019 de la gestión de Jorge Macri, que su bloque votó en contra en el Concejo Deliberante.

Joaquín Noya comenzó hablando de la rendición de cuentas del Ejecutivo que fue aprobada por el oficialismo el pasado jueves y rechazada por el Frente de Todos: “La rendición de cuentas está plagada de irregularidades, es extremadamente desprolija. No compartimos cómo elaboraron el presupuesto pero además no lo cumplieron en un año electoral como fue 2019, sin por ejemplo la emergencia de la pandemia. Las irregularidades no fueron explicadas por el Ejecutivo”.

Respecto del presupuesto destinado a desarrollo social explicó que “tenemos los números pero no está la descripción. Hay 316 millones de pesos que el gobierno supuestamente invirtió en ayuda social pero que no sabemos cómo se ejecutó”.

Por otro lado, señaló que “encontramos que hay funcionarios y funcionarias municipales que son proveedores del municipio. El municipio no lo explicó y es mucho dinero para que sean viáticos”.

Asimismo, habló del redireccionamiento de partidas y las subejecuciones: “El gobierno presupuestó 8 mil millones, obtuvo diez mil millones, redireccionó tres mil pero de esos tres mil, dos mil los redireccionó por decreto el 31 de diciembre. Vamos a hacer una presentación ante el tribunal de cuentas de la Provincia de Buenos Aires. A su vez existen varias secretarías y áreas en las que se invirtió menos: seguridad, educación, cultura, turismo, infraestructura. Son 332 millones sumando todas las subejecuciones y después dicen que no tienen presupuesto para construir jardines municipales, el Intendente no construyó un solo jardín en 9 años”.

Por último, dejó en claro que “existen dos grandes estafas a los vecinos y vecinas: la primera es Transporte Olivos es decir la recolección de residuos, de cada cien pesos que pagan los vecinos se llevan diez y nunca lo licitan: mil millones de pesos desde hace diez años sin licitación. La otra estafa son los puestos de comida en el río que nunca se licitan y que de alquiler pagan cada vez menos, además los dueños son proveedoras del municipio”.

Fuente: (Sebastián Vargas para www.zonanortediario.com.ar)