Determinan que el rugbier del SIC que falleció tenía el corazón agrandado y no presentaba golpes

De acuerdo a fuentes judiciales la autopsia de Alvaro Costa, el rugbier de 18 años del San Isidro Club (SIC) fallecido ayer, reveló una anomalía en el tamaño del corazón, aunque no pudo confirmar la causa de la muerte; la URBA adirmó que Costa tenía "el apto mídico obligatorio".
Alvaro Costa tenía 18 años, jugaba al rugby en el San Isidro Club (SIC) y murió esta madrugada rumbo a un hospital de San Isidro, donde horas antes había sido atendido por malestares sufridos durante un partido oficial disputado anoche en el anexo del SIC, ante Regatas en la categoría Menores de 19 B1. Pero no sólo conmociona su inesperada muerte sino los resultados de la autopsia que, según revelaron fuentes judiciales, muestran que Costa tenía el corazón agrandado y no tenía golpes.

Así se comunicó esta tarde desde el Cuerpo Mídico Forense de San Isidro. En el informe además se habla de una "broncoaspiración por vómito". Más temprano, la URBA había confirmado que Costa tenía "el APTO mídico obligatorio".

"Lamentamos profundamente el deceso del jugador Alvaro Costa, ocurrido en la madrugada del jueves 6 de noviembre", comienza el comunicado emitido por el club a travís de su página de Internet. Y asegura que durante el partido "no se registró, ni por los responsables de la división, ni por el cuerpo mídico, ningún hecho que requiriese atención mídica". Además, relata que "luego de presenciar el partido siguiente y participar del tercer tiempo, se retiró por sus propios medios a su domicilio particular". Y aclararon que "el jugador había superado las pruebas físicas"

Cuando se fue del club, Alvaro se sintió mal y se hizo atender en el sanatorio San Lucas de San Isidro , donde le realizaron estudios y le dieron el alta. Entonces regresó a su casa y se fue a dormir, pero durante la madrugada se despertó con muchos dolores y sus familiares llamaron a una ambulancia que lo trasladó rumbo al mismo hospital. En el trayecto, falleció.

Tambiín la Unión de Rugby de Buenos Aires lamentó, a travís de un comunicado, la muerte de Alvaro. Y confirmó que "el jugador contaba con el APTO mídico obligatorio que se exige en el inicio de la temporada para autorizar a los jugadores a realizar la práctica deportiva".

Efectivos de la comisaría de San Fernando dieron intervención a la Justicia, donde se calificó el hecho como "averiguación causales de muerte".

Fuente: zonanortediario.com.ar