La oposición quiere incrementar el control de los "patovicas" que trabajan en los boliches de Pilar

El bloque de la Coalición Cívica presentó un proyecto de ordenanza para que la comuna adhiera a una ley nacional que establece las reglas de habilitación y parámetros de formación de ese tipo de personal; la presentación responde a una violenta agresión que recibió un joven y que lo dejó en estado reservado.
El ordenamiento y control de los boliches bailables sigue sumando inconvenientes que colaboran para incrementar la inseguridad de los adolescentes.
Tras una dura postura por parte del gobierno que hace unas semanas lanzó la tolerancia cero y prohibió el ingreso de menores de edad a los locales nocturnos y además intensificó los controles para evitar que se les vendan bebidas alcohólicas, ahora habrá que poner la mirada en el personal que se desempeña realizando tareas de seguridad en los boliches, comúnmente enominados "patovicas", si lo que se busca es evitar una escalada de violencia.

Sabido es que ese tipo de personal genera y protagoniza fuertes riñas en las puertas de los boliches y que en su mayoría no cuentan con la preparación necesaria para poder controlar situaciones peligrosas.

De hecho, eso quedó comprobado el pasado fin de semana en la zona de Del Viso, lugar donde se desató una brutal agresión por parte de un patovica contra un adolescente que ahora lucha por su vida.

En ese sentido, desde la oposición la edil Marcela Campagnoli tomó cartas en el asunto y presentó un proyecto de ordenanza para que la comuna adhiera a la ley nacional Nº 26.370 la cual establece las reglas de habilitación y parámetros de formación del personal que realiza las tareas de control, de admisión y permanencia de público en los boliches.

"La ley será de aplicación a los eventos y espectáculos musicales, artísticos y de entretenimiento en general que se celebren o realicen en lugares de entretenimiento, aun cuando ístos se encuentren situados en espacios abiertos, en la vía pública (…) y el departamento Ejecutivo establecerá la Autoridad de Aplicación responsable de regular y controlar la actividad", resume el texto del proyecto presentado por la edil de la Coalición Cívica.

Asimismo, en el marco de esa ley nacional, Campagnoli tambiín buscará la creación de un Registro Único Público en el que se incorporará y registrará a las personas habilitadas que aprobaron un curso correspondiente y cuya confección estará a cargo de la autoridad que el Ejecutivo designe.

"Los "controladores", están obligados a dar un trato igualitario a las personas en las mismas condiciones, respetar su dignidad y proteger su integridad física y moral. Les está expresamente prohibido, prestar el servicio con utilización de armas y establece taxativamente los casos en que el personal de control y vigilancia podrá impedir la admisión y permanencia", explica la edil en el proyecto que elevó ayer al Concejo Deliberante.

Requisitos
En caso de que la comuna adhiera a la ley nacional, los requisitos que esa normativa obliga a cumplir a los patovicas son: ser Mayor de 18, poseer educación obligatoria cumplimentada, presentar certificado de antecedentes penales, obtener certificado de aptitud psicológica, tener certificado tícnico habilitante. Además deben ser empleados bajo relación de dependencia laboral directa de la persona o empresa titular del lugar de entretenimiento o, en su caso, de una empresa prestadora del servicio.
Pero además determina una serie de incompatibilidades que en el caso de haber incurrido en ellas, no podrán ejercer la tarea de controlar el ingreso a los boliches. Entre ellas figuran haber sido condenado por delitos de lesa humanidad, encontrarse revistando o haber sido exonerado de las fuerzas armadas, de seguridad, policiales, del servicio penitenciario u organismos de inteligencia, haber sido condenado por delitos cometidos en el desempeño de la actividad regulada por esta ley o condenados con penas privativas de la libertad que superen los tres años.

"PATOVICA AGRESIVO"

El último fin de semana, el boliche "Horus" ubicado sobre la ruta 26 de la localidad de Del Viso fue el escenario que se llevó todas las miradas. Es que allí, un adolescente fue brutalmente atacado por un patovica.
Según los testigos, el chico fue agredido dentro del local bailable, por causas que aún no quedan del todo claras, y luego lo depositaron en la calle con una importante herida en el abdomen. Unos amigos que lo conocían fueron los que le prestaron ayuda llevándolo a una sala de primeros auxilios. Allí, le realizaron las primeras curaciones y recomendaron su inmediato traslado a un centro de alta complejidad.
En ese sentido, el joven fue internado en una clínica de Morón y los mídicos que lo atendieron aseguran que su estado aún es reservado.

Fuente: zonanortediario.com.ar

loading...