Un nuevo "techo verde" para el observatorio de aves de San Isidro

El observatorio se encuentra en la laguna del Parque Municipal Ribera Norte; para el armado se reutilizaron placas de tetra pack y plantas nativas.El observatorio de aves de la laguna del Parque Natural Municipal Ribera Norte ahora luce con un nuevo techo, construido con material proveniente de la reutilización de placas tetra pack y plantas nativas.

Desde la Dirección de Ecología y Conservación de la Biodiversidad, dependiente de la Secretaría de Producción de la Municipalidad de San Isidro, informaron que tras cuatro días de trabajo construyeron este techo gracias a la colaboración de Carlos Palumbo y Ariel Godoy, especialistas en armado de techos verdes o vivos. Ellos ofrecieron su asesoramiento a la Dirección de Ecología junto con los guardaparques y muchos colaboradores de esta área protegida.

El Parque Natural Municipal Ribera Norte cuenta con un observatorio de aves frente a la laguna ubicada en el centro del área protegida. Este mirador permite a los visitantes mirar las aves desde mayor altura y sentarse a la espera de la aparición de algún ejemplar de interís para fotografiar sin perturbar a la fauna del lugar.

Para el armado del techo se reutilizaron placas de tetra pack que se cubrieron con polietileno de alta densidad, además de un geotextil para impermeabilización.

“A esto, se le sumó una malla de plástico que sirvió para sujetar la paja seca rescatada del techo anterior, lo que generó un sustrato apropiado. Luego se colocaron más de 200 ejemplares de 19 especies de plantas nativas en pequeños huecos con tierra y nutrientes”, precisaron desde la Dirección de Ecología.

Entre las plantas nativas utilizadas se encuentran algunas enredaderas como uña de gato (Macfadyena unguis-cati), tasi (Araujia hortorum), cipó (Cardiospermun grandiflorum), isipó (Camptosema rubicundum), además de otras especies como colita de zorro (Bothriocloa laguroides), hierba del mosquito (Phyla canescens), flor de patito (Aristolochia fimbriata), petunias (Petunia axilaris), entre muchas otras.

“Este techo vivo lucirá más lindo en cada nueva primavera, cuando las pequeñas plantas vayan creciendo y floreciendo con el correr del tiempo”, aseguraron colaboradores del Parque Ribera Norte.

Fuente: zonanortediario.com.ar