Axel Kicillof: “En la Provincia vamos a seguir cuidando a la gente”

En la conferencia de prensa que compartió esta noche con el presidente Alberto Fernández y el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, el gobernador bonaerense Axel Kicillof detalló lo que viene en esta nueva etapa de la cuarentena en la provincia de Buenos Aires.

“Nosotros también estamos terriblemente orgullosos del inmenso esfuerzo realizado en todo el país y en la provincia de Buenos Aires por los y las bonaerenses es lo que más fuertemente ha contribuido a que no haya una catástrofe sanitaria. Sentimos muchísimo orgullo de tener un presidente que decidió tempranamente para la protección de todos nosotros, contra voces que como ahora argumentan otros factores”, comenzó su discurso Kicillof.

“Un aprendizaje de esta cuarentena y esta pandemia es que la mejor vacuna es, más allá de las medidas del distanciamiento, la solidaridad, el Estado presente y lo que estamos logrando en casi todos los casos que es la unidad muy fuerte de la dirigencia política. Son muy pocas las excepciones que siguen con acusaciones, pero no hay que perder el tiempo. Los que tenemos responsabilidad de gestión estamos dedicados a cuidar a la gente, a cuidar a quienes nos dieron esta responsabilidad, no podemos perder el tiempo. Este esfuerzo no fue en vano, no solo por los datos que dio el Presidente y por las comparaciones que se pueden hacer a nivel internacional, sino porque en la Provincia nos dedicamos a ampliar de una manera inédita la capacidad sanitaria y la capacidad de atención”, agregó el gobernador.

Y detalló: “Al día de hoy pasamos de tener 422 camas de Terapia Intensiva en hospitales provinciales a 976, 125 obras de ampliación, eso sin contar los hospitales que está haciendo Nación, camas municipales también. Lo que necesitábamos al principio de la pandemia no lo teníamos, hoy ante un desborde como ocurrió en muchos países no aguanta ni el país más desarrollado, pero la Provincia que estaba muy atrás hoy esta en muchísimas mejores condiciones, y eso nos llena de orgullo porque fue el trabajo de muchísimos trabajadores y trabajadoras esenciales, de la salud, de la construcción, de la seguridad, de la educación incluso que dan de comer hoy a un millón 722 mil chicos por día, sin ningún sello del gobernador, lo pueden ver porque son millones de personas que reciben la ayuda del Estado”.

“Creo que la enseñanza que deja esta cuestión es que no podemos confiarnos, el éxito no nos puede llevar a distraernos ni confiarnos, la enfermedad está contenida, pero no está controlada, tenemos contagios, es más lenta pero no está controlada en ningún lado del planeta. Hoy nos toca, pese a todas esas voces, las ansiedades, los climas que quieren generar, nos toca ser responsables y nos toca seguir en casa, sigue la cuarentena en la provincia de Buenos Aires, nos toca seguir cuidándonos. Y a nosotros con las responsabilidad que tenemos ser cuidadosos”, afirmó.

“La Provincia tiene realidades muy distintas, es cierto que es el territorio más grande del país como provincia, es la provincia más poblada, la CABA son 3 millones de habitantes, solo el conurbano 7 millones y la provincia 17 millones. Es un distrito muy diverso, muy complejo. Además concentra el 54% del PBI industrial del país y particularmente en el conurbano, fuente de riqueza pero también está el 60% de las personas por debajo de la línea de pobreza, el 55% de los desempleados, una realidad de riqueza pero también situaciones de vulnerabilidad social muy graves”, dejó en claro.

“En los 135 municipios la situación es muy diversa, muchos de esos municipios prácticamente con un caso o cero casos, 60 municipios donde no ha llegado todavía el coronavirus, en esos municipios ya hemos avanzando con estas medidas, lo hemos hecho porque lo ha permitido la última decisión del presidente, que en estas zonas de baja densidad poblacional, se han autorizado ya actividades comerciales, productivas, pero se ha mantenido un estricto control de la circulación. No se puede entrar a esos distritos sin que se tome la fiebre, las fuerzas de seguridad de la provincia tomen todos los recaudos para que no penetre la enfermedad donde no está. Tenemos datos prometedores y de un resultado muy fuerte”, manifestó el gobernador.

“Pero distinta es la situación en el conurbano, en las zonas que no podemos tomar de manera descoordinada resoluciones en la CABA y en el conurbano porque es un continuo demográfico, por eso es importantísima esta coordinación. Nuestra mirada está focalizada en la producción, más que en el esparcimiento y en el consumo, está focalizada en la industria, en lo fabril, porque si se empieza a consumir y no se produce va a haber desabastecimiento, problemas de aumentos de precios porque no hay productos, y no lo podemos permitir tampoco, por eso tiene que ir todo acompasadamente”, destacó Kicillof.

Asimismo el gobernador puso en valor que “por eso ya tenemos un avance muy grande en solicitar al gobierno nacional la autorización para la producción en empresas y en ramas de producción. Toda autorización va a tener estas características que decía Alberto, protocolos, solicitados primero por los intendentes, aprobados por el gobierno provincial y elevados a la aprobación por el gobierno nacional. Tenemos muchas actividades, en el conurbano tomamos estos recaudos. El transporte para la industria tiene que ser provisto por la propia empresa, transporte propio, protocolo, autorizaciones para la producción industrial, eso ya está encaminado y vamos a seguir trabajando. ¿Cual es el riesgo más grande que tenemos en el AMBA? la circulación y el movimiento del virus, y la concentración de la ciudadanía, tanto en lugares públicos, esto ya está prácticamente impedido, como en el transporte público, por eso es importante lo que consensuamos con la CABA, no pueden trabajar en transporte público los que no son trabajadores esenciales. Eso hace que toda autorización tiene que ver con lo local”.

“Ahí quiero decir lo que estamos haciendo con respecto al comercio a partir de ahora, el comercio va a ser de cercanía, barrial, con trabajadores de cercanía y con clientes de cercanía, y va a ser a pedido de cada uno de los intendentes, porque aun en el conurbano, aun en el Gran Buenos Aires, las situaciones son distintas. En consenso con los intendentes, van a elevarlos los pedidos por autorización o por zonas o por rubros y con criterios que tienen que ver con lo que decía recién Horacio Rodríguez Larreta, o por días, por número de DNI, iremos viendo las reglas en cada uno de los lugares”, dijo Kicillof.

Y contó que “vamos a ir abriendo el comercio de manera gradual, de manera cuidadosa. Un error se paga en vidas, cuando aparezca algún foco siempre con la posibilidad de que vayamos para atrás. Esto requiere una coordinación inmensa. Cada intendente va a presentar la solicitud, lo va a evaluar la Provincia, lo aprueba la Nación y lo vamos a comunicar. Ya con la industria hemos avanzado, tendremos noticias probablemente el mismo lunes para los comercios, siempre pensando en la cercanía, consumir en el barrio, trabajar en el barrio. Eso va a permitir que la enfermedad no se desplace desde las zonas más afectadas a las menos afectadas. En cuanto a la cuestión de los niños y las niñas, también vamos a proceder por localidad, por municipio, vamos a inclinarnos más porque puedan acompañar a los padres y madres a hacer las compras, que puedan salir no los padres ni madres acompañando a los niños sino los niños acompañando a los padres siempre con un estricto protocolo para entrar a un comercio, estaremos con novedades en los próximos días”.

“Voy a terminar con esto, tenemos en la República Argentina y en la Provincia un enorme éxito en términos de administración de una enfermedad tan complicada, cuidemoslo, no lo pongamos en riesgo, no seamos ansiosos, no operen con los lobby, no traten de empujar, tenemos que cuidar a los y las bonaerenses, nos empujen como nos empujen, tenemos que hacerlo porque sino cuando lleguen las catástrofes nadie de los que hoy está hablando se va a querer hacer cargo y esto es hoy en el planeta una verdadera calamidad. Por eso en la provincia vamos a seguir cuidando a la gente”, remató.

Por último ante la pregunta de a quiénes se refería cuando habló de lobby, Kicillof evitó dar nombres, pero disparó: “Hemos preparado el sistema sanitario como no pasaba hace décadas probablemente, pero que si uno mira cuando los brotes se vuelven descontrolados no aguanta el sistema sanitario más desarrollado del mundo, imagínense la provincia de Buenos Aires. Entonces no solo el tiempo que ganamos para poder expandir la capacidad de atención sino también la regulación que se logró de la cantidad de infectados, es el doble éxito. Ganamos tiempo para poder trabajar y al mismo tiempo no aumentó exponencialmente como pasó en otros países y te desbordó la capacidad sanitaria. El que no lo quiere ver es porque no quiere reconocer el esfuerzo. Hoy veía una encuesta en la Provincia y el 83% en el Gran Buenos Aires tendría miedo o se sentiría nervioso de volver a sus actividades habituales. Y hacen bien, porque lo único que a nosotros nos puede impedir que los contagios sean masivos es mantener las medidas de seguridad personal y las medidas de distanciamiento social. Cosa que en un tren a hora pico, es imposible. Por eso van a viajar los esenciales cosa que en lugares de encuentro amplio de gente van a ser que sea imposible. Lo que tenemos que hacer es tomar las decisiones que hay que tomar y que el resto escriba en Twitter”.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar)