El llanto de los pibes

En el día de ayer vivimos en San Fernando, una de las experiencias más tristes y conmovedoras, desde la restauración democrática.
En ocasión de un mega operativo político-policial, de más de 200 integrantes, se procedió, en el Barrio San Jorge, al desalojo de unas 20 familias de las más pobres entre los pobres de nuestro distrito.

En una calculada y minuciosa clase de injusticia social y parodia militar, las tropas del Intendente Amieiro encabezadas por el Secretario de Gobierno Dr. Víctor Ingrassia y el Sub- Secretario de Reordenamiento Urbano Gustavo Aguilera, iban señalando las casillas que debían derrumbarse mediante la utilización de las topadoras traídas especialmente, en un marco de cerrojo policial claramente conducido por los comandantes mencionados, que mantuvieron paralizados y atrapados a los que atónitos observábamos la desmesura instalada.

Es de hacer notar que si la situación no produjo desbordes por parte de la población agredida fue por la madurez que aportaron las familias, junto a la contención que se brindó desde los espacios políticos presentes el ARI y el Partido Obrero.

Pero lo más profundo, lo más desgarrador en esa fría madrugada, fue el llanto de las decenas de pibes que veían como se derrumbaban sus casitas ante la impotente mirada de sus padres que observaban el andar victorioso de los funcionarios que una vez más humillaron con su impronta aleccionadora.

Fuente: zonanortediario.com.ar

loading...