Santiago Aparicio sobre la toma en Victoria: “No podemos permitir que la gente viva así y tampoco que se usurpen tierras”

El presidente del Concejo Deliberante de San Fernando, Santiago Aparicio, habló con “Aquí no ha pasado nada”, espacio radial de Zona Norte Diario Online por AM 1540. En la charla se refirió a la toma de tierras en la estación de tren de Victoria, que tiene paralizada a la línea Mitre. Además evaluó la situación en el distrito en el marco de la pandemia de coronavirus.

– ¿Cómo está la situación de la toma de tierras en Victoria?

Hoy justo vino la jueza Arroyo Salgado al lugar, hizo un recorrido y un censo. Estuvo tratando de ver de reubicar a las familias que usurparon, que son sólo 8. Es un avance, el viernes hay una audiencia. Nosotros no tenemos injerencia dentro del terreno porque es federal. Para muchos es nuevo porque lo vieron por la tele pero nosotros desde el 2014 hacemos denuncias penales a la justicia, pero no nos prestaron atención. Terminó pasando lo que dijimos que iba a pasar. Luis Andreotti venía explicando que era un lugar mal cuidado, que era un territorio ferroviario y que no era conveniente dejar que lo usurpen.

La idea no es que la gente no tenga lugar para vivir, sino que tengan uno digno con luz, agua, etcétera. Lo de hoy es indigno y no lo queremos para ninguna familia. No podemos permitir que la gente viva así y tampoco que se usurpen tierras. La Justicia debe tener reglas claras: no podemos dejar que a cualquiera que se le ocurra, por más necesitada que esté, porque hay muchas familias igual que esas 8 que usurparon pero a la mayoría no se le ocurre usurpar una tierra. El Estado debe ponerse a trabajar urgente en un programa que genere viviendas dignas para el que no las tenga. Y lo están haciendo, porque hace un mes y media nos pidieron tierras y nosotros pedimos que se terminen las viviendas que estaban por hacerlo. Se está trabajando en este sentido.

– ¿Se sabe quiénes son y de dónde vienen? Hay muchas teorías que hablan de una mano negra detrás de las tomas

Nosotros tuvimos dos tomas antes que esta y las desbaratamos en un día. Son tomas incentivadas por algún vivo que trabaja en la política o en algún movimiento social o partido. La gente de por sí no sale a tomar tierras, no tenemos registro de gente que salga a tomar tierras porque sí. Esta gente, son 8 familias, creo que 22 personas, que la mayoría son de Tigre y San Isidro, no son todos de un lugar, vienen de diferentes lados. Desde 2014 que venimos haciendo denuncias porque en 2015, 16, 17 y 18 fueron ingresando familias que eran parientes de los que ya estaban. Y así vinieron como 60 familias nuevas, tuvieron un problema con los viejos ferroviarios que viven en la calle Martín Rodríguez y con el barrio Crisol que es el que sufre de alguna manera el inconveniente. Por eso veníamos denunciando.

Hoy llegó al conocimiento de todos porque salió en la tele. Mucha gente salió a manifestarse y estamos de acuerdo con nuestros vecinos pero no con algunos que incentivaron ese cacerolazo que hubo la semana pasada. Ahí estaba la ex concejal Ciarletta, el papá del diputado Campbell, gente que cuando estuvo en el gobierno tenía la denuncia y no hizo nada. Ellos crearon con algún movimiento social, el RENABAP, que es la secretaría para la gente que estaba sin vivienda, en estado de tomas, así legalizaron algo ilegal. La jueza Arroyo Salgado no quería dar desalojo porque era un tema del Estado, porque la gente estaba en un lugar creado por el Estado que era el RENABAP, creado para la gente sin tierras. No era así. El gobierno anterior no hizo nada y a la gente ahora la incentivan en contra de no sé quién, porque fuimos los únicos que denunciamos esto desde 2014. Que los vecinos se queden tranquilos porque estamos trabajando para que esta situación no siga. Hicimos un montón de cosas para que esto no pase pero muchos miraron para otro lado.

– ¿Cómo están viviendo la protesta de la policía? ¿Hay preocupación?

La verdad que nosotros venimos trabajando bien con la policía de la provincia, tenemos buen diálogo. Nuestra secretaría de Protección Ciudadana trabaja a la par de la policía. También creo que están en condiciones de exigir mejores sueldos y condiciones de trabajo. Los que venimos del campo popular jamás vamos a estar en contra de manifestaciones para reclamar mejores condiciones de trabajo. Hoy hicieron un bocinazo en la plaza Mitre pero no dejaron los barrios. Nuestras patrullas colaboraron para que ellos puedan exigir. Era una forma de llamar la atención y el gobierno provincial los escuchó y pensó en una mejor situación para la policía. En San Fernando no estamos preocupados porque trabajamos bien con la policía y sabemos con la gente con la que trabajamos. No tuve nunca ningún tipo de inconvenientes.

– ¿Cómo están en San Fernando respecto a la saturación de camas por coronavirus?

Estamos bien. Muchos se quejan de la cuarentena extendida, que de hecho que hoy no hay porque nadie la respeta. Si no hubiéramos hecho lo que se hizo en los primeros meses, no hubiéramos podido reacomodar los lugares para que hoy se atienda la cantidad gente que se atiende. No son sólo los instrumentos y los aparatos, también el personal que hay que conseguir y pagarle bien. En general estamos bien, el Hospital de San Fernando está en un 85% de camas ocupadas. Gracias a esa cuarentena inicial, hoy San Fernando está estable. No obstante, la gente debe cuidarse, sacamos una publicidad hace un mes y medio diciendo que no tenemos un policía ni un médico para cada persona pero sí gente con buena voluntad de cuidarse. Hoy no tenemos vacuna, guardarse la mayor cantidad de tiempo posible hace que no te contagies. El problema es la gente grande que tiene otro tipo de problemas y llegan a la muerte. Tenemos 4200 infectados aproximadamente pero más de la mitad recuperados y unos 110 fallecidos. Nos hubiera gustado no tener a nadie pero estamos en una pandemia. Entendemos que psicológicamente molesta, pero hasta que no salga la vacuna habrá que aguantar.

– ¿Y en lo económico? ¿Bajó mucho la recaudación?

A nosotros nos bajó entre un 20 y 25% la recaudación, también tenemos menos gastos por lugares que están cerrados. Pero nuestra prioridad es la salud, la seguridad y la obra pública. Lo demás está en las áreas en funcionamiento pero en general tenemos la atención puesta en esos tres ejes. La obra pública es un motor fundamental para que la economía funcione. A partir de que el gobierno nos dio autorización para retomar las obras, vamos a ver cómo mejora la situación económica. Ojalá se pueda abrir obras privadas en todos lados. La construcción tiene beneficios para los barrios, en ese sentido el círculo virtuoso va a empezar a formarse de vuelta. Hemos bajado muchísimo pero cuando salga la vacuna será la oportunidad de crecer de a poco pero firmes.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar)