Detuvieron a cuatro hombres acusados de cometer entraderas

Cuatro hombres fueron detenidos hoy acusados de formar parte de una banda que se dedicaba a cometer robos mediante la modalidad de "entraderas VIP", dos de ellos registrados en la zona de las Lomas de San Isidro, informaron fuentes policiales y judiciales.Según los investigadores, la sospecha es que la banda seleccionaba la casa para robar de acuerdo al poder adquisitivo de sus ocupantes, la mayoría de las veces en la zona norte del conurbano bonaerense.

El operativo y las detenciones de los imputados fueron realizados esta madrugada, tras varios allanamientos en distintas zonas del conurbano bonaerense por personal de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Isidro.

Fuentes policiales y judiciales informaron que los procedimientos fueron efectuados en Don Torcuato, San Miguel, Del Viso, Josí C. Paz y Moreno.

En este último lugar hubo una persecución que se extendió durante unos 10 kilómetros, debido a que el presunto jefe de la banda, identificado como Carlos Fabián Viera (36), escapó a bordo de un Renault Megane por la ruta nacional 197.

Según las fuentes, el personal policial realizó un operativo cerrojo que culminó cuando el hombre se vio rodeado y descendió del vehículo.

En ese momento, los investigadores detuvieron al sindicado cabecilla de la banda, la cual cometió al menos dos robos a casas de San Isidro, una de ellas sobre la calle Diego Palma y la otra sobre Obispo Terrero.

Además de Viera, la policía detuvo como integrantes de la organización a su hermano Daniel Alberto Viera (41) y a otros dos hombres identificados como Esteban Enrique Varela (36) y Víctor Hugo Varela (40).

Los investigadores determinaron que los hermanos Viera tenían un pedido de captura porque habían huido de la Unidad Penal 49 de Junín, en donde estaban alojados acusados por el delito de "robo y secuestro".

Tras los operativos, efectivos de la DDI recuperaron algunos elementos robados como joyas y electrodomísticos, mientras que secuestraron chalecos antibalas, antifaces, precintos y camperas de Gendarmería Nacional y de la Policía, entre otras cosas.

Además, el personal secuestró siete pistolas, cinco revólveres, dos pistolones y cuatro escopetas que utilizaron en distintas oportunidades para cometer los asaltos, dijeron las fuentes.

Tambiín se incautaron de un Citroen C4 que habían robado a un odontólogo, el 31 de diciembre último, en su casa de la localidad bonaerense de San Antonio de Areco.

De acuerdo a los voceros consultados, en los hechos que se les imputan a los detenidos, los delincuentes ingresaban armados y reducían a sus víctimas bajo amenazas, tras lo cual las maniataban y les robaban alhajas y dinero en efectivo.

Para llegar a ellos, los investigadores de la DDI de San Isidro contaron con imágenes de cámaras de seguridad y realizaron un seguimiento de los telífonos celulares que presuntamente utilizaron los delincuentes.

Los detenidos quedaron a disposición del fiscal Patricio Ferrari, a cargo del Area Criminal del Departamento Judicial San Isidro, quien caratuló la causa como "robo doblemente calificado por ser en poblado y en banda, privación ilegal de la libertad y tenencia de arma de guerra".

Fuente: zonanortediario.com.ar