San Fernando después del temporal: refuerzan el sistema de vacunación y aconsejan medidas de limpieza para los barrios afectados

El área de Salud Pública afirmó que el Municipio intensificará los trabajos relacionados con prevención de enfermedades y solicitó a los sanfernandinos que tengan en cuenta una serie de consideraciones para restaurar hogares y calles.La Secretaría de Medio Ambiente y Salud Pública recomienda a los vecinos de San Fernando solidarizarse una vez más y tomar precauciones en conjunto para prevenir enfermedades o accidentes como consecuencia de la emergencia sanitaria que provocó la inundación del 2 de abril.

Este tipo de catástrofes climáticas pueden favorecer la aparición de enfermedades digestivas comunes, como diarreas e intoxicaciones, o respiratorias. Por eso, el Director General de Salud Pública Guillermo Brambila, anunció: “Reforzaremos la vacunación preventiva de enfermedades contempladas en el calendario nacional vigente, como son el títanos, la hepatitis A, la gripe, la neumonía, la coqueluche y otras. Tambiín concentraremos nuestros esfuerzos en reforzar la atención en nuestros Centros de Salud de la demanda espontánea de los vecinos damnificados”.

Además, el funcionario aconseja “revisar cuidadosamente el estado de la vivienda, para evitar accidentes por derrumbes o caída de materiales. Tambiín se debe estar atento ante la posible aparición de alimañas y roedores que podrían haberse asentado en muebles o acumulaciones de basura. Es importante que se desconecte la fuente central de energía elíctrica y que no se manipulen artefactos elíctricos si están conectados y comprometidos por el agua. Preferentemente usar zapatillas con suela de goma y nunca movilizarse descalzo”.

La limpieza del hogar debe realizarse una vez que el agua haya bajado. “El manejo correcto de la basura es clave en estas circunstancias. Hay que embolsarla bien y no sacarla a calles anegadas. Tampoco hay que depositarla cerca de desagües. Si en el lugar hay productos tóxicos, se debe verificar que estín bien tapados y guardados en forma que no puedan derramarse. Hay que minimizar la contaminación”, dijo Brambila.

Ante los problemas de saneamiento ambiental y hacinamiento, el Director considera que “es urgente que se implementen rápido todas las medidas de limpieza y se ventilen todas las habitaciones. Hay que mantener la lactancia materna y el esquema de vacunación completo de acuerdo a la edad de cada uno. Es necesario que toda agua que se destine a consumo sea potabilizada con dos gotas de lavandina por cada litro”.

Brambila confía “en que estas recomendaciones serán acatadas y que todos los vecinos colaborarán para llevar a cabo las medidas de prevención pertinentes”.

Fuente: zonanortediario.com.ar