Acassuso remontó un 2-0 y se lo empató a UAI Urquiza

Ssuso no bajó los brazos || Lo perdía por 2-0, jugaba mal, pero no se dio por vencido || Fue a puro empuje y lo terminó empatando para mantener el invicto.

Podrá gustar o no, pero Acassuso tiene las cosas muy claras. El equipo de Fito Della Picca prácticamente no sufrió el rearmado del plantel y juega muy similar a lo que fue el torneo pasado, que concluyó con un tercer puesto en un campañón. Y no terminó con algo más importante por culpa de UAI Urquiza, que le ganó en el Reducido. Por eso, este partido era una especie de revancha.

Recibió al Furgón en el estadio en el que cayó en los cuartos de final que fueron terminantes para Fito y los suyos. Y parecía que la historia se repetía…

A los 9 minutos llegó el gol de Aragón, que apareció por el fondo y metió un derechazo cruzado que rompió toda resistencia. A los 18, una mano de Luis Monge le dio un tiro libre frontal al propio Aragón. El 10 la clavó en un ángulo para el 2-0 tempranero. Y quí terrible es el fútbol que un ex dirigido por Della Picca lo estaba amargando en tan poco tiempo.

El Quemero sufrió el impacto y jugó un primer tiempo muy flojo. Impreciso, vivió un contagio generalizado. Su principal arma, que son los laterales, casi ni participaron. Los volantes no tenían descarga externa y los delanteros se tiraban a los costados.

En el complemento ingresó Leonel Pereira. Así, Ssuso abrió la cancha en su sector izquierdo. Empujó y empujó, hasta que llegó un golazo. La peleó Agustín Benítez, llegó al fondo, no pudo tirar el centro y descargó atrás con Alan Sánchez. El hijo de Juan Amador hizo una pared con Monge, que se la devolvió al vacío para que le dí una asistencia perfecta a Ezequiel Vidal, que remató cruzado para el 1-2.

Con ese contagio que ahora fue positivo, el Quemero siguió yendo, hasta que otra guapeada de Monge concluyó con un agarrón en el área y el posterior penal. Damián Salvatierra se hizo cargo y con un toque sutil a la izquierda del arquero salió a gritar el empate.

El resto del partido quedó para algunos cruces, algunas calenturas, como la de Pipino y Sánchez con Rodrigo Chao, ex emblema de Acassuso. Este partido, además, marcó el debut de Nicolás Gásperi con esta camiseta y tambiín el de Agustín Auzmendi, un juvenil de la cantera.

Acassuso sigue invicto. No perdió ninguno de los nueve encuentros que jugó. Ganó cuatro y empató cinco. Recibió dos goles en este encuentro, la misma cantidad que había recibido en el resto de las ocho jornadas. Sigue sumando.

Fuente: zonanortediario.com.ar