El Senado aprobó la prorroga de las leyes económicas de emergencia

La Cámara de Senadores de la Nación convirtió esta noche en Ley el paquete de medidas económicas que el Poder Ejecutivo quiere prorrogar hasta el próximo año, entre las que se encuentran la Emergencia Económica y los impuestos a los críditos y díbitos bancarios y al precio de venta del paquete de cigarrillos.
El Senado tambiín aprobó otros proyectos impositivos como a los Bienes Personales, al Gasoil y la suspensión a una exención al Impuesto a las Ganancias, y promociones a la fabricación de motos y para dragado y balizamiento de cursos fluviales.

Las dos prórrogas más discutidas fueron a la Emergencia Económica y al Impuesto al Cheque, pero con los votos del Frente para la Victoria y de algunos aliados como el ARI de Tierra del Fuego, la Emergencia fue aprobada por 47 votos a favor y 17 en contra.

La prórroga al Impuesto al Cheque, en tanto, logró 45 votos a favor y 20 en contra.

La prórroga de la Ley de Emergencia Económica, cuya norma originaria fue votada por primera vez en enero de 2002 tras la caída del gobierno de Fernando De la Rúa, mantiene la emergencia laboral y sanitaria declarada tras la crisis de 2001.

Con esta norma en su poder, el Ejecutivo podrá renegociar los últimos contratos que faltan de las empresas de servicios públicos, reordenar el sistema financiero, bancario y el mercado de cambios, reactivar la economía, mejorar el nivel de empleo y la distribución de ingresos y crear las condiciones para la reestructuración de la deuda pública.

La Ley del Impuesto al Cheque, cuyo nombre tícnico es del Impuesto sobre los Críditos y Díbitos Bancarios, fue establecida en 2001 por el entonces ministro de Economía del gobierno de la Alianza, Domingo Cavallo.

Su imposición en ese momento generó muchos conflictos con los gobiernos provinciales, ya que sólo el 30 por ciento de lo que se recauda por ese impuesto es coparticipable y, por lo tanto, sólo el 14,86 por ciento de lo recaudado va para las provincias.

La prórroga al Impuesto a la Venta de Cigarrillos, en tanto, consta de una alícuota que fluctúa entre el 7 y el 22 por ciento sobre el precio al público del producto.

Otra de las leyes es la que agrega precisiones sobre los alcances del impuesto a los bienes personales y ratifica la decisión que se adoptó el año pasado cuando se decidió incrementar de 102.300 a 305.000 pesos el monto mínimo no imponible de este tributo.

Finalmente, se discute el proyecto que establece un aumento en la alícuota del gasoil del 21 al 22 por ciento para el transporte de pasajeros de áreas urbanas y suburbanas, con excepción de la Ciudad de Buenos Aires y el Área Metropolitana de Buenos Aires para evitar aumentos en las tarifas.

Al defender la iniciativa gubernamental, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, el justicialista Fabián Ríos, recordó que el impuesto al cheque representa ingresos al Estado por 22.340 millones de pesos y agregó que desde su vigencia en el año 2002 transfirió 74.000 millones a las provincias y mencionó que el año que viene "derivará 1.000 millones al sistema previsional".

"La coparticipación del Impuesto al cheque no recompone la igualdad en este país", sostuvo el senador correntino ante los reclamos de la oposición.

Por su parte, el jefe del bloque radical, Ernesto Sanz, dijo que el radicalismo rechazó las leyes de Emergencia Económica, pero principalmente la del Impuesto al Cheque porque "el tema del federalismo no pasa por el impuesto al cheque, sino por una concepción global".

Por el contrario, su par del Frente para la Victoria, Miguel Ángel Pichetto, indicó que "estamos en un debate en el que nadie mencionó la crisis internacional".

"Estamos frente a un proceso internacional de alta complejidad que todavía no sabemos cómo va a impactar en la Argentina. De allí la necesidad de fundamentar un año más los instrumentos de la emergencia", indicó Pichetto.

La senadora de la Coalición Cívica, María Eugenia Estenssoro, consideró que si "no se puede prescindir de los fondos de la Ley del Cheque, entonces que se coparticipe totalmente para que las provincias, tanto las amigas del gobierno como las que no lo son, puedan cumplir con sus obligaciones".

Por su parte, el representante del ARI de Tierra del Fuego, Josí Martínez, había anticipado que su partido apoya las leyes económicas argumentando que "este año se necesita la herramienta de la emergencia".

El socialista Rubín Giustiniani consideró que el impuesto al cheque es "totalmente distorsivo de la economía porque determina que se traslade directamente al usuario y eso representa un aliciente a evadir al sistema financiero".

Fuente: zonanortediario.com.ar

loading...