El jefe de Gobierno se refirió al nivel de intolerancia que se vive en el país

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, advirtió que "el nivel de confrontación, de intolerancia y de violencia" que se está viviendo en el país "es una influencia muy negativa para los jóvenes en etapa de formación", y sostuvo que la Argentina necesita devolverle una posición de "liderazgo a la educación, porque sin educación no hay futuro, no hay trabajo y no hay sociedad".
Macri concurrió en la mañana del viernes 11 a la sede de la Legislatura de la Ciudad, donde pronunció un mensaje ante estudiantes secundarios que participaron del proyecto "Escuela de Vecinos", orientado a despertar el interís de los jóvenes por los temas comunitarios a travís de la presentación de proyectos y el debate de problemas de índole social como la discriminación, la adicción a las drogas y los chicos en situación de calle.

El jefe de Gobierno consideró que los desencuentros y el nivel de conflicto que vuelve a mostrar hoy la sociedad "es la consecuencia de ese proceso que se ha ido dando a lo largo de muchos años en los que los argentinos no fuimos capaces de definir un proyecto de país y de sociedad, algo que nos vincule en función de un ideal común y que se traduzca en mayor calidad de vida para todos".

"En muchas universidades del mundo se han ocupado de estudiar cómo es que un país con tantas potencialidades ha tenido resultados colectivos tan pobres", aseveró en otro tramo de su exposición.

Macri señaló "a la cultura del individualismo y al ‘sálvese quien pueda’" como causas que contribuyeron a frustrar el desarrollo del país y subrayó la importancia de que "aquellos que han recibido una buena educación se involucren y participen en la construcción de la sociedad, porque las cosas no se solucionan por arte de magia".

Agregó que hoy a travís de internet "los jóvenes tienen la posibilidad de acceder a información que nos muestra claramente cómo funciona el mundo gracias a las nuevas tecnologías", y exhortó a aprovechar esa ventaja, que "nos permite saber con quí instrumentos y con quí herramientas podemos contar para competir y progresar".

Sin embargo, el jefe comunal insistió en que "si queremos soñar con una sociedad mejor tenemos que involucrarnos, porque el país sólo va a salir adelante cuando mejore la calidad de su política y de su vida institucional".

En ese sentido, mencionó el conflicto del campo como ejemplo de que "hay un enorme sector de la sociedad argentina que nunca participó en política y que hoy está entendiendo que sólo desde la política se puede instrumentar un proyecto agroindustrial que favorezca todas las potencialidades de crecimiento" que tiene ese sector.

El acto tambiín contó con la presencia del ministro de Educación de la Ciudad, Mariano Narodowsky, y del titular de la Legislatura, Diego Santilli.

Fuente: zonanortediario.com.ar