Evo Morales arrasó en Bolivia

El presidente indígena queda de esta manera ratificado en su cargo; el triunfo fue de un contundente 62 por ciento superando así su performance de 2005 en la que fue elegido por el 52 por ciento de los votos; tres de los 8 prefectos, un oficialista y dos opositores, no habrían logrado el respaldo del pueblo boliviano.

Mucho se dijo a cerca del gobierno de Evo Morales: que el pueblo le daba la espalda, que estaba profundamente debilitado por las autonomías locales, que Bolivia esta sumergida en una guerra civil y que carecía de la popularidad ostentada en el 2005 cuando el líder cocacolero de raíces indígenas logró la presidencia con el 53,7 por ciento de los votos. Poco de esto pareció verse reflejado ayer cuando el pueblo boliviano lo ratificó en las urnas con el 62%. El referíndum revocatorio es una votación vinculante para el presidente y su vice y ocho de los nueve prefectos del país ya que Sucre no participaba de la votación por haber tenido elecciones este año. Este proyecto fue impulsado por el oficialismo y ratificado por la oposición que lo avaló legislativamente con la esperanza de derrotar a Morales. La ratio desestabilizadora que comenzó con las autonomías de las prefecturas (provincias) desconocidas por el ejecutivo, no surtió efecto en las urnas.
No solo Evo fue ratificado como presidente y Álvaro García Linera como vice, sino que 5 de los 8 prefectos que participaron en el referíndum mantendrían su puesto según las encuestas a boca de urna a la espera de datos oficiales los cuales serán presentados el jueves. Estos son los prefectos de Beni, Pando, Tarija y Santa Cruz, pertenecientes a la llamada “media luna”, (el oriente rico y opositor a Morales) y el de Potosí, afín al gobierno.
3 prefectos no serían ratificados estos son los de Cochabamba y La Paz (opositores) y Oruro(oficialista). En estos casos el ejecutivo tiene la potestad de designar prefectos interinos hasta que se realice una nueva elección en el plazo de los noventa días según lo previsto por la constitución de Bolivia.
La elección de ayer ratifica democráticamente no solo a Morales sino a un proyecto nacional de país con menos desigualdad e injerencia internacional en los asuntos políticos y económicos, elegido en 2005.

Fuente: zonanortediario.com.ar

loading...