Ituzaingó: el HCD autorizó a Descalzo a cerrar calles de los barrios para combatir la inseguridad

El plan de seguridad que prevé reducir la circulación o directamente impedirla en una cantidad importante de accesos al partido de Ituzaingó presentado en marzo por el intendente Alberto Descalzo acaba de ser aprobado en el Concejo Deliberante de ese municipio de la zona Oeste del Gran Buenos Aires, no sin discusiones y cruces tanto dentro del oficialismo local, como en la oposición.

“Tenemos como 300 accesos al distrito. Hemos hecho un estudio de las entradas y hay infinidad de calles en las que tenemos problemas de inseguridad con personas que entran al municipio, delinquen y se van. Los delincuentes van rotando en función de dónde está la Policía y es imposible cubrir todos los accesos”, le explicó a al diario Clarín el Intendente cuando envió la iniciativa al Concejo.

En la apertura de sesiones de 2022, el histórico alcalde peronista ya había admitido ante los legisladores locales que se trataba de un proyecto "polémico". Y esa característica se evidenció en el debate que precedió a la aprobación de la ordenanza que, aclaran, se va a ir instrumentando a partir de la búsqueda de consensos con los vecinos.

“Ya hemos hablado con los concejales y ellos tienen los mismos reclamos de seguridad por parte de los vecinos. También conversamos con algunos de los distritos limítrofes y todos tenemos pensamientos parecidos. No es una cuestión de echar la culpa al otro, pero algo hay que hacer y no alcanzan los recursos. Necesitamos ponernos de acuerdo”, aseguró el alcalde, quien además ya trabaja con el vecino municipio de Morón para instrumentar los cierres de manera conjunta.

Ahora, la medida se aprobó por mayoría en el legislativo de Ituzaingó con el voto a favor de oficialistas del Frente de Todos y de Cambiemos, y en contra también de representantes de los dos sectores.

Marcelo Nadal, hombre del riñón del intendente, encabezó la defensa de la iniciativa pese a admitir su carácter "polémico". También reconoció que la seguridad no es de competencia municipal, sino provincial, pero aclaró que en 2021 la Comuna invirtió casi 500 millones de pesos en recursos para la vigilancia. "Ahora se avanzará en la medida que sea consensuado con las vecinas y vecinos", remarcó el edil.

También por el lado del oficialismo, el sabbatellista Daniel Larrache planteó sus objeciones: "Nos preocupa que se van a generar demoras en la vida cotidiana de muchas personas, sobre todo aquellas con movilidad reducida. Si no pasa una moto, tampoco una silla de ruedas, y estaríamos limitando sus posibilidades de desplazamiento, al igual que de ambulancias, Bomberos y la Policía", sostuvo.

El ex secretario de Obras del vecino municipio de Morón y alguna vez candidato a Intendente de Ituzaingó enfrentando a Descalzo no rechazó toda la ordenanza, pero se pronunció en contra del artículo que -justamente- faculta al alcalde a cerrar total o parcialmente la circulación, de manera temporal o permanente.

Gabriel Pozzuto, jefe de bancada de Juntos por el Cambio, fue algo más enérgico en el rechazo y directamente calificó la medida como "inconstitucional". Pero en la vereda opositora también hubo contrastes y desde el bloque denominado Juntos le respondieron levantando el tono: "El control de constitucionalidad lo tiene la Justicia; si alguien duda debería ir a hacer la denuncia", aseguró Mariano Steininger.

​Antes del debate en el legislativo, el intendente de Morón, Lucas Ghi, había coincidido con su par y vecino de Ituzaingó, con quien -según reveló- incluso se había reunido para hablar del tema.

"No descarto hacer lo mismo en Morón", le dijo Ghi al periodista Adrián Noriega en el programa televisivo Primer Plano. Y agregó que acordó con Descalzo intercambiar información y mapas del delito para definir juntos qué accesos entre ambos municipios cerrar y "ver de qué manera lo hacemos compatible".

Qué dice la ordenanza

La ordenanza que fue aprobada tiene dos artículos en los que pide específicamente que se autorice al Departamento Ejecutivo a reordenar el ingreso y egreso del tránsito vehicular al Partido y que se le permita “limitar, mediante un sistema seguro e idóneo, la circulación de forma total y/o parcial y/o permanente y/o temporaria” en los diferentes accesos que se determinen en función de este Plan Director de Seguridad, Control y Tránsito Vehicular.

Ituzaingó limita al sudeste con Hurlingham, al sur con Morón, al oeste con Merlo y al noreste con Moreno y San Miguel. A excepción de estos dos últimos Partidos, donde se encuentra el río Reconquista como frontera, hay posibilidad de ingresar desde una gran cantidad de calles, lo que según el jefe comunal dificulta el control.

Respecto a cómo se pondrá en marcha el Plan Director de Seguridad, Control y Tránsito Vehicular aprobado por el Concejo, el artículo 3 establece que los cierres y restricciones serán graduales. A la vez, aseguran en la Comuna, se incrementará el control en los lugares que queden abiertos.

Los cortes de las calles serán fijos en algunos casos y móviles en otros para permitir su apertura en caso de que se requiera.

Al limitar accesos, consideran que se podrá advertir sobre hechos delictivos, excesos de velocidad, situaciones de emergencia que requieran la rápida intervención de los agentes municipales de control de tránsito para detener e identificar al vehículo reportado o para facilitar la circulación de vehículos como ambulancias, autobombas o patrullas policiales.

Este plan, según aseguran desde el oficialismo, surge ante la demanda de seguridad por parte de los vecinos y por la escasez de personal policial para poder responder a ese pedido.

“Técnicamente estamos equipados muy bien, pero no tengo la policía suficiente. Compramos motos, automóviles y bicicletas; tenemos cámaras, botón antipánico, alarmas y lectores de patentes, pero todo esto no alcanza”, lamentó en su momento el intendente Descalzo.

En relación con este tema, Ituzaingó y otros Municipios elevaron a la Provincia un pedido que lleva años: el traspaso del control de la Policía Local a las Comunas.

En el debate en el Concejo, a algo de eso hizo referencia el oficialista Alfredo Almeyda , quien durante años fue la mano derecha de Descalzo en temas de Seguridad y como funcionario municipal encabezó la instrumentación del sistema de monitoreo con cámaras de vigilancia y la creación de una fuerza de control municipal.

"Nos venimos a hacer cargo de este tema porque no encontramos eco en la legislatura provincial, y no me refiero a los opositores, sino también a nuestros propios legisladores y gobierno", dijo sin medias tintas el ahora concejal del Frente de Todos de Ituzaingó, un acérrimo defensor del traspaso de la policía a los municipios.

Además defendió la idea de cerrar accesos tomando como modelo a un municipio conducido por la oposición: "En el conurbano ya existen calles cerradas, como en San Isidro, en La Horqueta", ejemplificó.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar / Clarín)