La inflación fue sólo del 0,4%, según cifras oficiales

Según el Gobierno, la inflación del mes de julio fue del 0,4%, y la canasta básica disminuyó en 2.5%; la población sigue descreyendo de estos números, y espera que esas bajas se vean en las góndolas.
El INDEC publicó ayer los números de la inflación del mes de julio. Según el cuestionado Instituto, sólo subió un 0,4%, con lo que ya sumaría un 5% en lo que va del año. La suba que, según los datos oficiales, se registró el mes pasado fue la más baja en todo el 2008. Hace más de un año que no se registran datos similares. Para encontrar un número tan bajo, habría que mirar los libros del año pasado, cuando Nístor Kirchner era el Presidente.

Según los números que se dieron a conocer ayer, los alimentos registraron una baja del 0,8%, mientras que la canasta básica disminuyó en un 2,5% respecto a los anteriores datos. Los que más bajaron fueron los aceites (-20,2%) y las carnes, que mostraron un caída del 4,8%. Estos son los números que, según el Gobierno más aportan a la baja inflación.
Esos datos son ciertos, el problema es que se trata de descensos que responden a acuerdos entre el Gobierno y las grandes aceiteras, en el caso de los aceites. Pero los precios siguen altos, ya que todavía no llegó la baja a las góndolas. Y el bolsillo sigue doliendo.

Para tener un panorama de los datos que se reflejan en los precios, hay que mirar a las mediciones privadas. Es justamente ese el mítodo que fue creciendo con los últimos tiempos. La gente ya no confía en los datos oficiales y recurre a organismos privados para tener un panorama claro. Estas mediciones privadas, en promedio con las provinciales, dan un aumento en el costo de vida del 1,5%. Las privadas ya lo habían anticipado hace unas semanas, cuando publicaron que si bien se había provocado un descenso de precios en los alimentos, la canasta básica seguía en constante crecimiento. Esto se explica porque, si bien bajaron los precios del rubro alimenticio, los servicios no hacen más que aumentar.

El INDEC sigue perdiendo credibilidad, y ya no es consultado por la gente para tener un panorama general de la situación del país. Los datos que aparecen mes a mes son ignorados por la población, que cada vez recurre más a números privados.

Fuente: zonanortediario.com.ar