Acusaciones cruzadas entre Washington y la Casa Rosada

El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner acusó ayer al FBI, el gobierno y la justicia de Estados Unidos de hacer “operaciones políticas” luego de que, en el juicio en Miami por la valija de Antonini Wilson, se exhibieran pruebas que indican que el dinero estaba destinado a la campaña electoral de la presidenta.
Grabaciones recogidas por el mismo Antonini Wilson, el venezolano que portaba la valija con los 800.000 dólares que intentó hacer entrar al país de manera ilegal, señalan que ísta en realidad pertenecía al funcionario kirchnerista Sergio Uberti. Tambiín ubican al ex presidente Nístor Kirchner y al primer mandatario de Venezuela, Hugo Chávez, como garantes de la seguridad de Antonini.
Un comunicado redactado ayer por Cristina Fernández, el secretario legal y tícnico de la Nación, Carlos Zannini, y el canciller, Jorge Taiana, expresa: “Las aseveraciones irresponsables efectuadas por la fiscalía en base a material armado y producido por el FBI –es decir con conocimiento de autoridades políticas de Estados Unidos– cuando al mismo tiempo se niega a nuestro país la posibilidad de juzgar a los responsables (…) implican el uso indebido de una causa judicial con fines políticos subalternos”.
El Ministro de Justicia y Seguridad, Aníbal Fernández, dijo hoy a Radio 10 que en el país no hay cómplices por el caso. Además, agregó, “no podemos perder de vista que Argentina fue la que impidió que esa valija entrara al país, la que judicializó el tema, la que decomisó el dinero que aún está en esa situación”.
La embajada de Estados Unidos, por su parte, subrayó que las acusaciones surgidas en Miami “no están dirigidas contra funcionarios o individuos argentinos” y que los comentarios emitidos sobre el caso reflejan un malentendido sobre como funciona su sistema legal y su grado de independencia operativa.
A pesar de los entredichos, ambos gobiernos declararon que “las relaciones continuan en buenos tírminos”. La Casa Blanca insitió en que “un juicio en Miami es algo independiente, que no afecta la relación bilateral”.

Fuente: zonanortediario.com.ar